El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Galicia salvaje: ocho islas para escaparse este verano

Más allá del Parque Nacional das Illas Atlánticas, hay unas cuantos paraísos que toca visitar durante las próximas vacaciones

La isla de Ons vista desde San Vicente do Mar (O Grove) - FOTO: Luis Miguel Bugallo Sánchez
Ver galería
La isla de Ons vista desde San Vicente do Mar (O Grove) - FOTO: Luis Miguel Bugallo Sánchez

MARÍA CARBALLO. SANTIAGO   | 30.05.2018 
A- A+

Con 1.498 Km de costa, la historia de Galicia no se podría entender sin el mar. Pilar de la economía local desde hace siglos, ese paisaje salvaje se ha convertido hoy en un recurso turístico singular que atraviesa fronteras. Más allá del Parque Nacional das Illas Atlánticas y su ya famosa playa de Rodas (Cíes), en la boca de las rías hay unas cuantas islas que, bien utilizando un barco privado o transporte público, toca visitar este verano.

1. Archipiélago de Cíes (Vigo). Compuesto por tres islas (Monteagudo, Faro y San Martiño) y cinco islotes (Agoreira, Boeiro, Penela dos Viños, Carabelos y Ruzo) es uno de los iconos de la Galicia salvaje. Con algo más de tres mil hectáreas, aquí se encuentra la mejor playa del mundo, la de Rodas. Hace ya más de una década que el periódico británico The Guardian le otorgó el distintivo a este paraje de arena fina y aguas cristalinas, popularizando el destino en todo el mundo. En barco privado el parque se puede visitar durante todo el año, pero el transporte público regular (desde Vigo, Cangas y Baiona) no se inicia hasta mayo. En temporada alta el cupo de usuarios por día es de 2.200 personas. A causa del caos turístico del curso pasado, actualmente hay que disponer de autorización antes de adquirir el billete. Para alojarse en el archipiélago también existe un camping con capacidad limitada, por lo cual es recomendable reservar con antelación.

2. Archipiélago de Ons (Bueu). Frente a la ría de Pontevedra se erigen desafiantes las islas de Ons (la de mayor tamaño y todavía poblada) y Onza y el islote Freitosas. En su costa occidental presenta acantilados de suave caída con numerosas cuevas o furnas. El más popular es el Burato do Inferno. En barco privado también se puede visitar durante todo el año. El transporte público regular se reactiva en mayo, con salidas desde Sanxenxo, Portonovo y Bueu. Además de un camping, hay habitaciones y apartamentos para alojarse. La oferta es muy escasa y se recomienda reservar con mucha antelación.

3. Archipiélago de Sálvora (Ribeira). A las puertas de la ría de Arousa, lo integran la isla de Sálvora y los islotes de Vionta, Noro, Herbosa, Sagres, etc. Uno de los elementos más emblemáticos es el faro, hasta poco custodiado por fareros y testigo mudo de numerosos naufragios como el del vapor Santa Isabel en 1921. En barco privado se puede acceder durante todo el año. En este caso no existe transporte público regular, pero sí hay navieras que organizan visitas a la isla, tanto en pequeñas lanchas como en embarcaciones de mayor tamaño.

4. Archipiélago de Cortegada (Vilagarcía de Arousa). Con casi 44 hectáreas terrestres, se compone de las islas de Cortegada, Malveira Grande y Chica, Briñas y el islote do Con. De relieve muy plano, se abren paso en la desembocadura del Ulla, en el interior de la ría de Arousa. Sin transporte público habilitado por el momento, se puede acceder en barco privado o alquilando un barco para un grupo organizado.

5. A Illa de Arousa. Accesible a través de un puente desde 1985 y municipio desde 1997, se encuentra en el corazón de la ría del mismo nombre. Con 36 Km de costa, fue declarada por la UE Reserva Natural. Especial interés tienen el Parque de Carreirón, Faro de Punta Cabalo, el Islote de Areoso o el Mirador O Con do Forno.

6. Isla de San Simón (Redondela). Unida a la isla de San Antón por un puente, en sus inmediaciones existen dos pequeños islotes: San Bartolomé y San Norberto. A lo largo de su historia tuvo diversos usos como monasterio, lazareto, cárcel y hogar para niños huérfanos. Conjunto catalogado como Bien de Interés Cultural, actualmente se ha convertido en A Illa do pensamento, un centro vivo de producción, de reflexión y de creación cultural y un punto de afluencia e interés para artistas y pensadores. Las navieras que operan en la zona organizan visitas guiadas.

7. Isla de Tambo (Poio). Localizada en la ría de Pontevedra, tiene 28 hectáreas de superficie y alcanza los 80 metros de altura en el monte San Facundo. De forma ovalada, cuenta con un faro, dos playas (Area da Illa y A Dreidá) y tres pequeños embarcaderos. Desde que en 2002 dejó atrás la calificación de enclave estratégico de la armada, ha empezado a incluirse en los circuitos turísticos que organizan las navieras de las Rías Baixas.

8. Islas Sisargas (Malpica de Bergantiños). La Grande, la Chica y la Malante. Son los tres islotes independientes que integran este archipiélago. En la Sisarga Grande se encuentra uno de los afros más antiguos de la Costa da Morte. Construido en 1853, su funcionamiento está automatizado desde 2002. Son un importante refugio para las aves marinas, algunas de ellas en peligro de extinción, y zona de paso para aves migratorias. No hay transporte público, pero para visitarlas se puede contratar el servicio de un barco privado.