El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Work on sunday: de nuevo en pista

Un año más, pronto tendremos aquí el festival que marca tendencia de la vanguardia, con especial énfasis en la electrónica // Si en ediciones anteriores las estrellas fueron Simeon Coxe o Hanna Epperson, este año lo son BeaK> o Vladimir Ivkovic

Belén Vidal. O sea: Bflecha. En su último disco, Kwalia, la sombra de Jorge Luis Borges se mezcla con la de Kurosawa - FOTO: WOS/ Tanja Siren
Belén Vidal. O sea: Bflecha. En su último disco, Kwalia, la sombra de Jorge Luis Borges se mezcla con la de Kurosawa - FOTO: WOS/ Tanja Siren

XURXO FERNÁNDEZ   | 30.07.2017 
A- A+

Durante el transcurso de la pasada edición del Work on Sunday, a principios de septiembre del año pasado, uno tuvo una de esas experiencias casi religiosas, que diría cierto filósofo de calle afincado en Miami. Fue conocer a Simeon Coxe, amigo de Jimi Hendrix, ídolo de Lou Reed y de la Velvet Underground y padre de la música electrónica. Fue un hecho. No una anécdota. A lo que me refiero es a la condición substancial de este festival tan profundamente innovador. El WOS cumple una función esencial: ponernos al día de la veradera vanguardia. Insistir en la electrónica. Fenómenos como Holy Fuck, por ejemplo, nos serían desconocidos si no fuera por ellos...

EDICIÓN 2017

Ya les iremos informando concienzudamente. Pero, por ahora, que sepan que el WOS tendrá lugar entre el 6 y el 10 de septiembre, y que hasta ahora están en cartel gentes tan variopintas como Vladimir Ivkovic, Beak>, la interesantísima gallega Bflecha, los norteamericanos Omni...

NO SE HABLA DE OTRA COSA: VOLVEMOS A LA LUNA

El número de agosto de este año de National Geographic viene jugoso. En portada, ni más ni menos, la Vuelta a la Luna. La prestigiosa revista nos cuenta los últimos detalles sobre tecnología y aspectos estratégicos de lo que será el intento de consecución de otro paseo lunar. Pero no sólo eso. Lo que se presenta ante nosotros es el comienzo de un itinerario estable que capaz de unir el Planeta Azul con el Rojo. Oséase: la Tierra con Marte. No sé si lo recordarán ustedes, pero en noviembre de 2015, la NASA presentó un plan para intentar todo esto a partir de otoño del próximo 2018. Y en eso estamos ahora mismo. Ante ustedes, la nave Orión y su correspondiente módulo lunar, donde los tripulantes tendrían una autonomía de 21 días a efectos de supervivencia en condiciones óptimas. ¿Qué les parece? Uno, que es muy de viajar, no le haría ascos a una invitación para ir allá arriba. Quizá sea por eso por lo que suelen decir de uno que es un lunático..