El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

El Ribeiro Son de Viño 2018: un lujo mayor asequible

14 de julio: un día plagado de estrellas Casi parece lo del Star Spangled Banner. No. No hablamos del himno y la fiesta nacional americanos, sino del glorioso día del Ribeiro Son de Viño de este año 2018. Aquí tienen dos de esos astros. A la izquierda, Marem Ladson - FOTO: ISIDORO PEÑA  IP/RSV
14 de julio: un día plagado de estrellas Casi parece lo del Star Spangled Banner. No. No hablamos del himno y la fiesta nacional americanos, sino del glorioso día del Ribeiro Son de Viño de este año 2018. Aquí tienen dos de esos astros. A la izquierda, Marem Ladson - FOTO: ISIDORO PEÑA IP/RSV

ISIDORO PEÑA IP/RSV   | 22.04.2018 
A- A+

Se cumple ya, con éste, cinco años. Cinco ediciones de uno de los eventos anuales más aclamados por los amantes de la cultura en general y, en particular, por los seguidores de la buena marcha del vino y de la música. Siempre en el mismo lugar. En ese Náutico de San Vicente do Mar. Siempre en, aproximadamente, las mismas fechas. En el caso que nos ocupa, es decir, en la edición de este año, exactamente el día 14 de julio.

Y hablamos, claro, del Ribeiro Son de Viño. Es la enésima muestra que da fe de una circunstancia tan obvia como absolutamente fehaciente o perfectamente comprobable: que el Ribeiro está, con mucho, en el mejor momento de su ya dilatada historia. Si descontamos, claro está, la época romana. Pues sabrán ustedes que hace unos años, un pecio hallado en la Costa Amalfitana dio al Mundo una de las sorpresas más gratas posibles: ánforas del siglo I que contenían vinos gallegos (de Amandi y del Ribeiro)... ¡¡¡y en perfecto estado...!!! Quienes las probaron dijeron que era como hablar con Dios...

De modo y de manera que esta fiesta es muy acertada en todos los sentidos. Una celebración del Buen Gusto, claro...

Y ¿con qué nos vamos a encontrar el día 14? Pues, como de costumbre, con una serie de marcas viejas y nuevas de esos caldos maravillosos provenientes de la zona. Los ilustres nombres están ahí: Sameirás, Deseu, Alberte, Eduardo Bravo, Antonio Montero, Viña Costeira...

Y, claro está, el apartado de grupos alucinantes, perfectamente adecuados para acompañar el beber, la conversación con los amigos, el disfrute inmenso de la vecindad de ese mar maravilloso de toda la zona del Grove (siempre me ha sonado a marisco, casi más que ninguna otra, si exceptuamos la Costa da Morte). Y ellos, esos fantásticos marchamos musicales, son O Sonoro Maxín, Esteban y Manuel, Marem Ladson, Bifannah, Pardo (qué lección nos dio el amigo Néstor en la presentación...) y Baiuca...

Maravilloso. Prohibido faltar a la cita, queridos amigos...

ISIDORO PEÑA  IP/RSV
La presentación de esta historia A la izquierda, Juan Manuel Casares, el nuevo presidente de la DO Ribeiro. En medio, Cristina V. Miranda, directora artística del festival. A la derecha, el sorprendentísimo Néstor Pardo, uno de los que actuará allí, en San Vicente do Mar, y que tiene una voz de las que hacen, de verdad, historia. Era el día del bautismo de la cosa, en O Xardín de Julia, en la calle Virxe da Cerca. Entre ellos, los gloriosos vinos que nos harán compañía el 14 y el formidable cartel que anuncia esa nueva orgía para los sentidos...
FOTO: ISIDORO PEÑA IP/RSV