El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

¿La propia India...?

ROBERTO CARLOS MIRÁS  | 26.02.2018 
A- A+

“Por más que la haya visitado, amigos míos, la India nunca dejará de sorprenderme”. Estas palabras del periodista Alberto Oliveras (1929-2010) son toda una invitación para sumergirnos en un contexto histórico y geográfico formado por más de mil millones de habitantes. También el escritor Dominique Lapierre autor de varias obras en torno a este gigante asiático citaba las siguientes palabras «Todo lo que se da, se pierde» ¿Pero realmente que tiene este espacio monumental que atrae a unos y a otros? A lo mejor tenemos que acercarnos a estas palabras de la Katha Upanishad III «Despierta, levántate; al acercarte al gran maestro, aprende.
El camino es difícil, la travesía es como el agudo filo de la navaja» En la India hay 415 lenguas de las cuales la Constitución reconoce dieciocho como oficiales. Cuando aquí nos peleamos por la utilización de las lenguas siendo pocas allí no hay problemas y hacemos nuestras las palabras del escritor y político Krishna Kripani «No es inusual en un hogar indio ver a los padres conversar entre ellos en una lengua, hablar con sus hijos en otra, dirigirse a los criados en una tercera y atender a los visitantes o huéspedes en otra u otras lenguas» Pero ¿que nos atrae? Según las palabras del profesor Yashens Huans sus ciudadanos difunden su sistema desde hace algunos años al tiempo que se disculpan «Es verdad que nuestro índice de crecimiento es pésimo, pero esas cifras son un precio aceptable a cambio de gobernar una Democracia tan extensa y tan variada como la nuestra» Ahora bien, palabras como Democracia, Constitución, Historia y Religión parecen ir acompañadas de Sabiduría o de Tradición.

Han sido muchos los que se han puesto a ver un poco más allá para decirnos y mostrarnos algún tipo de claridad en lo que dicen algunos textos. Desde Ana Mª Agud y Francisco Rubio en «La ciencia del brahmán. Once Upanisad antiguas» o el profesor José Virgilio García Trabazo que acaba de presentar en Santiago de Compostela su traducción directamente del sánscrito al gallego de «Visnusarman.

Pañcatantra» que muy pronto verá la luz en castellano hasta la última obra del astrofísico y filósofo Juan Arnau «La Bhagavad-gita. Edición bilingüe» entre otros trabajos parece haber un interés, lento, dentro del campo de la traducción pero seguro. Pero si hay una palabra que se ha vuelto muy «popular» es yoga... ¿Que entendemos cuando hablamos del yoga y cual es su relación con otras lenguas o con la cultura? Y como es posible que dado su interés hasta el Primer Ministro indio Narendra Modi haya participado en el Primer Día Internacional del Yoga al practicar posturas de esta milenaria disciplina.

Fue hace unos años cuando el profesor Óscar Pujol (Arbos 1959) se puso a trabajar en ello y llenó un vacio que existía en España dando a conocer una obra colosal que tan solo al verla ya casi habla por sí misma, un diccionario sánscrito- catalán que pronto veremos en castellano e incluso en inglés.

Es algo grande y complementario a obras anteriores, «Del Ganges al Meditérraneo. Un diálogo entre las culturas de India y Europa» o «La ilusión fecunda. El pensamiento de Samkara». Pero si quisiéramos ir a las raíces y aprender sánscrito ¿como hacerlo? Y ¿son lenguas muertas? Le preguntamos «No son lenguas muertas como objeto de una curiosidad arqueológica ya que encierran tres mil años de experiencia humana.

Olvidarlas sería perder esa experiencia y exponernos a cometer los mismos errores que se han cometido en el pasado» A lo que añade «Sinceramente creo que es más fácil comenzar a estudiar sánscrito en Occidente, ya que los métodos de enseñanzas son adaptados para la mentalidad occidental.

Ahora una vez que se tienen las bases del idioma es mejor trasladarse a la India para adquirir una competencia en el mismo que rara vez se consigue en Occidente» Y quizás estas mismas palabras hayan sido uno de los motivos para publicar tanto las obras anteriores como «Patañjali. Yogasutras. Los aforismos del yoga» del propio Pujol o «Isvarakrsna. Samkhyakarika. Las estrofas del Samkhya» directamente del sánscrito de Laia Villegas, traductora y especialista en filosofía india así como Licenciada en Humanidades por la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona realizando estancias de investigación en las Universidades de Benarés y Pune (India) y habiendo traducido obras como «La mística hindú» de S.N. Dasgupta o «La tradición del yoga. Historia.

Literatura, filosofía y práctica» de George Feuerstein. También podemos citar la obra de Eckard Schleberger «Los dioses de la India. Forma, experiencia y símbolo» según sus palabras «Cuando hace diez años me plantée recopilar en forma de libro las abundantes formas del mundo de los dioses indios hube de situarme frente a la diversidad de posibilidades de interpretación.

En aquel entonces no publiqué artículos monográficos en revistas especializadas: el que se sumerge en la junga de mitos y dioses difícilmente podrá cartografiar el terreno completo» Y quizás esta haya sido la «disculpa» para que de una manera amena y pedagógica y por medio de un diccionario dar a conocer ciertos términos o aclarar ciertas dudas que pueden incluso ocurrir en las propias clases de yoga.

En su «Diccionario de Yoga. Historia, práctica, filosofía y mantras» ambos, Laia Villegas y Óscar Pujol, con la colaboración de distintos autores así como profesores de yoga desde Javier Ruiz Calderón hasta Julián Peragón han realizado un volumen dividido en dos partes, una teórica y una práctica. ¿Sabía usted que los orígenes de la cultura de la India se remontan a la antigua civilización del Indo que floreció hacia el 3.300 - 1.300 a de C en la zona del actual Pakistán? o como en su momento se preguntó el profesor Francisco Villar ¿sabía usted que somos indoeuropeos? Preguntas sencillas con unas respuestas breves y claras son las que aporta este trabajo que es complementario a obras anteriores y nos habla de la diferencia entre el sánscrito y el hindi o cual es el matiz al utilizarlas.

También las principales escuelas, maestros y métodos dentro del amplio campo conocido como yoga tienen su lugar «Sólo en España existen alrededor de 100.000 practicantes de yoga, 4000 profesores de yoga titulados - según los autores- y más de cien formadores de profesores de yoga.

Este arraigo ha requerido, en mayor o menor grado, cierta transformación del yoga para adaptarse a los esquemas mentales y las necesidades de los yoguis occidentales hasta configurarse un verdadero yoga global y transnacional» O también de una forma breve da respuestas a ¿Que es La Bhagavad-gita? ¿Que es el Mahabharata? Quizás la respuesta la tengamos en que tanto El Mahabharata, La Bhagavad gita o el propio yoga son la propia India.