El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

PELíCANO: nueva dimensión del ocio nocturno

Interior de la Sala Pelícano - FOTO: Pelícano y Almara
Interior de la Sala Pelícano - FOTO: Pelícano y Almara

ALMARA  | 28.05.2017 
A- A+

El concepto de la Sala Pelícano es totalmente diferente al tradicional de cualquier discoteca. “Buscamos que quien acuda viva una experiencia diferente, porque hoy sacar de casa a alguien para ir a una discoteca es complicado, y eso que Galicia fue una autonomía a nivel estatal referente, pero esa etapa ya paso, se cerró ese libro y hay que escribir otro”, apunta Luis Diz González, empresario junto a Juan Carlos Rodríguez Cebrián de un establecimiento “donde tienes lo último en tecnología, mezclas imagen, sonido e iluminación y das un contenido musical diferenciador a todo lo que hay en España”. “La línea de programación hecha este año no lo tiene ningún local en España tocando todos los tipos de música, desde lo electrónico, el pop, el rock y las nuevas tendencias”, afirma Diz González.
Los ejecutivos de Pelícano viajan constantemente para ver en Europa salas y nuevas líneas que marquen tendencia para el ocio nocturno. La idea puesta en marcha fue un concepto de negocio totalmente diferente a lo que había en España, donde la mayor parte de las salas están en declive. En la actualidad, las parejas o grupos de salen de noche más a los pub, lo que unido a la presión fiscal y legislativa (subida de la edad de acceso, de los 16 a los 18 años, y la ley del tabaco de principios de esta década), supuso la caída importante de la actividad del sector de las discotecas. Esta apuesta supone que la sala coruñesa llega a diferentes tipos de público y hoy en día ampliar segmentos de público es la forma de tener un éxito más estable en un negocio de ocio nocturno.

INSTALACIONES ESPECTACULARES. Ubicada en la esquina norte del Centro Comercial Los Cantones Village, al lado de Palexco, el local de 2.700 metros cuadrados tiene aforo para 3.000 personas, Está distribuido en dos plantas, con pista central de baile, palcos terraza y zona de descanso, y no es “una discoteca, sino un centro de ocio, un punto de encuentro para vivir una experiencia diferente”, dice Rodríguez Cebrián. En el techo, a 14 metros de altura, unos gigantescos aros concéntricos descienden en la oscuridad hasta algo más de tres metros, y comienzan las intensas sensaciones de un encuentro en la tercera fase con música electrónica acompañada de una iluminación centelleante. Y en el escenario principal una pantalla de once por once metros, de alta definición 4K, acompaña con audiovisuales el inicio de un espectáculo, que cada fin de semana es distinto, una programación que, con más de un mes de anticipación, se consulta en su web: www.salapelicano.com.
En el collage de la esquina superior derecha de la siguiente página se recuerdan los principales artistas y tipos de eventos que se programaron en la sala en su primer año de actividad. Mantenerse en la cresta de la ola supone un sobre esfuerzo, coinciden ambos empresarios, ya que deben estar en el día a día del mundo del espectáculo y reconocen que es preciso reinvertir constantemente, lo que a veces no va acompañado con una respuesta del público en la compra de las entradas al precio que las tienen que poner.

Por lo que les dicen los artistas internacionales que han pasado en los casi cinco trimestres de actividad, la Sala Pelícano es una referencia a nivel europeo, al no asemejársele ninguna a la instalación que tiene este local. Pero ahí es donde los empresarios buscan nuevas ideas. “En Europa las discotecas a seguir para ver nuevas tendencias están en la isla de Ibiza, donde hay mucho contenido electrónico pero no invierten en infraestructura, Fráncfort y Londres, y poco más, porque las macrodiscotecas de seis mil personas están en declive y pagando el mismo peaje que en España”, apunta Luis Diz González.

El éxito de Pelícano llega a toda Galicia, pero también acuden de forma esporádica desde Asturias, Ponferrada o León. “Tenemos la suerte de que la comunicación vía tren es muy buena; las sesiones empiezan pasada la medianoche y cerramos a las seis y media. Si hasta hace diez años la movida estaba en Vigo, hoy se trasladó a A Coruña, y hay gente que se coge el último tren hacia aquí y se vuelve a su ciudad en el primero de la mañana”, manifiesta Luis Diz. Un público que llega desde el exterior, por otra parte ayuda a la hostelería del centro de la urbe. “Cuando actuaron Hombres G todos los restaurantes de la zona e incluso hoteles estaban a reventar”, apostilla.

En cuanto a los asistentes, los conciertos de pop rock aportan un público mayor de 35 años, pero según la temática musical acuden de todas las edades, desde los 18 hasta los 70. En la actuación de Julieta Venegas atrajo a personas de 45 a 70 años, cuando se programa un tributo musical de alguna banda, el público es más adulto; si es de música electrónica, más joven; en un evento de Mecano, semanas atrás, la media de edad era de 45 años. “Dependiendo el artista, es la edad de los que acuden y ahí radica el éxito del local porque la amalgama de edades es muy variable según la programación”, declara Juan Carlos Rodríguez Cebrián.

EXPORTAR ESTE INNOVADOR MODELO DE NEGOCIO. ¿Dónde está el futuro de este concepto innovador? le preguntamos a nuestros interlocutores. “Manejamos la idea de crear un siguiente emplazamiento, en Madrid”, responden a la par, y Rodríguez Cebrián matiza: “Tenemos dos ilusiones, abrir en Madrid y Nueva York; estamos en negociaciones, en la capital de España, y si cuajan donde queremos, creemos que podría crearse la sala número uno del mundo, ya que si en A Coruña hay 14 metros del suelo al techo, en Madrid son 34 metros de altura los que tiene el local que pretendemos”.

Cada semana hay un espectáculo distinto en la Sala Pelícano, siempre hay una programación específica. A nivel del pop rock nacional ya pasaron todos los principales durante el primer año desde la inauguración del establecimiento el 18 de marzo de 2016, desde Los Secretos, La Unión, Duncan Dhu, Modestia Aparte, grupos de electrónica, o artistas internacionales como Julieta Venegas. Eso es todos los jueves a sábados, pero también en otros días que sean víspera de festivos, o incluso en junio actuará la banda de metal norteamericana Slayer en la madrugada del domingo 4. Para el viernes 9 está prevista la sesión Wake-up Insomnia Edition. Y los ejecutivos ya planifican julio y agosto.

Pero Pelícano es algo más, tiene su parte solidaria. Cada año programará la Gala Ilusión de A Coruña. En la primera, sus beneficios se destinaron a la Institución Padre Rubinos y a Cáritas Diocesána de la ciudad herculina y la próxima, prevista para el 29 de noviembre, aportará recursos a la Fundación Profesor Novoa Santos del Chuac, para atender a los niños que padecen cáncer.

Por otra parte, todos los sábados por la tarde (17.00 a 22.00 horas) programa la sesión Young People rigurosamente sin alcohol, la única que se hace en una sala en Galicia, para jóvenes de 14 a 17. Y el evento trimestral universitario más importante de Galicia con asistencia multitudinaria, el Intercampus. El próximo será el jueves 1 de junio.

Y además de los contenidos de los espectáculos en la sala, y fuera de los días de la programación, se hacen presentaciones comerciales. Hace poco fue la de un coche de alta gama para toda Galicia, así como hubo una convención nacional de una marca de primera línea, sirvió de plató para televisión, e incluso se celebran cenas empresariales. Una experiencia a vivir, sin duda.