El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Vete de mi parte

El Lois

EL BLOG DE PEPE DOMINGO CASTAÑO   | 08.04.2018 
A- A+

A CORUÑA ES UNA CIUDAD ABIERTA AL MAR Y SON LOS PRODUCTOS DE ESE MAR los que destacan en las cartas de los distintos restaurantes y casas de comidas que dan sabor y calidad a las llamadas "calles de las tazas", la calle de la Estrella, la calle de los Olmos y algunas otras situadas cerca de los Cantones, en pleno centro neurálgico de la ciudad. Lo de "ir de tazas" viene de cuando el vino se servía en aquellas tazas blancas de toda la vida, que han ido desapareciendo para dar paso a los vasos de cristal. Todavía hay lugares en los que se sigue sirviendo el vino como antaño, aunque cada vez son menos. Aquel ribeiro turbio de las jarras blancas ha dado paso a las botellas de un vino blanco de más categoría, que puede ser godello, albariño o ribeiro y que sigue luchando por ganarle la batalla diaria a la cerveza. Hoy quiero hablaros de uno de estos establecimientos auténticos que mantienen el sabor de los viejos tiempos y que se ha convertido en santo y seña del sabor coruñés.

El Lois está situado en la calle de la Estrella, la más bulliciosa y concurrida de la ciudad. Las paredes de piedra le dan autenticidad y categoría. José Alvárez es el alma mater del Lois. Se desvive por atender, con la ayuda de su hijo en la barra y su mujer en la cocina, a una clientela numerosa y feliz que llena el local a todas horas. Puedes empezar el festín con una buena empanada, que puede ser de berberechos, xoubas, bacalao con pasas, zamburiñas... Luego, atrévete con una nécora, especialidad de la casa. A los coruñeses, por cierto, les llaman "necoreiros" por su afición a este marisco. Las cigalas del día son también un bocado apetitoso y especial. Es obligado probar una de los manjares genuinos del Lois, los famosos pinchos morunos, que están deliciosos y tienen una aceptación total por parte de sus numerosos clientes.

Los chipirones de la ría y un buen pulpo son otra jugosa tentación. No pueden faltar en un buen menú coruñés las parrochitas, los jurelitos pequeños del día fritos y crujientes o cualquier otro pescado recién salido del mar y al que en este restaurante-mesón-taberna saben darle el tratamiento perfecto para que llegue a la mesa en todo su esplendor marinero. Un buen queso de tetilla con membrillo puede cerrar este banquete de calidad y sencillez en una de las grandes casas de comidas de mi querida Coruña. Vete de mi parte, si quieres, y disfruta en el Lois de lo mejor de la ciudad de cristal.

Mesón Lois

Estrella, 40 A CORUÑA

981.21.22.69