El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias » El Correo 2

Los juguetes con los que te divertiste en tu infancia

J. FERNÁNDEZ   | 18.12.2017 
A- A+

El coche teledirigido era uno de los juguetes estrella en la carta a los Reyes Magos. Ahora, en vez de por tierra, los juguetes van por aire. Los juguetes de moda cuentan con sus propios drones: el dron de la Barbie o los drones de Star Wars son algunos de los vehículos teledirigidos que se cuelan en las cartas a sus majestades de oriente.

Teledirigido era también el robot Emilio, un amigo futurista que cualquier niño quería tener en su salón. Emilio era un camarero robótico, lo más parecido a los androides que se habían visto en los años ochenta en La Guerra de las Galaxias. Pero la realidad no era como los anuncios y Emilio hacía poco más que desplazarse de un lado a otro, controlado por un mando, y emitir ruidos y luces. Cualquier niño aspiraba a contar con Pepper en su salón. Pepper era el robot humanoide diseñado por Aldebaran Robotics y que se podía ver en España ayudando a los usuarios en Carrefour o en estaciones francesas donde el adorable robot ayuda a encontrar un tren. En España, Pepper se podía encontrar por un precio que rondaba los 20.000 euros. Para todos los demás, los que no tenían presupuesto suficiente para un mayordomo robótico, podían contentarse con robots como BB-8, R2-D2, pingüinos, dinosaurios o perros robots que permitían horas de juego.

Cuidar a una criatura, robot o no, siempre fue una responsabilidad. Hacer que crezca y sumar kilómetros para conseguir su evolución. Tamagotchi se lanzó a mediados de los años 90 y consiguió enamorar a niños de todo el mundo, que no perdían de vista a su mascota de bolsillo. Tanto fue así que llegaron a prohibirlo en colegios para que los niños no tuviesen distracciones. Posiblemente con un desenlace trágico: habría que empezar de nuevo.

Pese a que Tamagotchi aún sigue vendiendo criaturas, su éxito no es comparable. Otros dispositivos como Pokémon Go Plus han acaparado la atención de los niños de todo el mundo. El ‘wearable’ de Pokémon avisaba cuando había criaturas y permitía capturarlas. Y si hablamos de cuidar a un pequeño monstruito, estába la ‘app’ Pou.

Los videojuegos siempre fueron una opción. La Game Boy era la reina de todas las navidades. La consola se lanzó hace más de veinte años pero su legado sigue a salvo con las consolas portátiles de la marca Nintendo.

Al igual que la Game Boy, otras consolas como Spectrum, NES o Mega Drive estaban subrayadas en fluorescente en las cartas de los niños de los noventa. Ahora los hay que vuelven a rellenar, treinta años después, su carta a los Reyes Magos pidiendo una nueva NES con la que hacer correr y saltar a Mario. Pero sus majestades de oriente no llevarán a miles de niños la consola retro de Nintendo, sino que serán otras las que estén bajo el árbol: la PlayStation 4 y la Xbox One, consolas de última generación, serán las más demandadas esta Navidad.

Sentirse dentro del videojuego ha sido también, desde hace años, una de las obsesiones de cualquier niño. Saltábamos y gritábamos jugando con EyeToy, la cámara lanzada para PlayStation 2. La cámara se lanzó en 2004 y verse dentro del videojuego y poder interactuar con él parecía un sueño hecho realidad. Ahora, sentirse dentro del videojuego puede ser tan real como impensable era hace doce años. Las PlayStation VR, entre otros cascos de realidad virtual, permitirán convertirse en personaje de juego y combatir a todos los enemigos convirtiendo el salón en cualquier calle de Gotham, entre otros.

Formar parte de un videojuego o de una película. Cinexin es un proyector lanzado hace más de treinta años. El juguete, de plástico naranja, permitía que cualquier niño fuese director de cine y proyectase sus películas. Además, su mecanismo era manual por lo que los niños podían rebobinar a su antojo con solo un movimiento, adelantando o atrasando la película.
Ahora pueden encontrarse proyectores para ‘smartphones’ en muchas tiendas y por muchos precios, desde veinte o treinta euros hasta una gama más profesional. Eso sí: no habrá manivela para rebobinar la película.

Cine o música. El walkman, el discman o el minidisc se mantuvieron en la lista de deseos durante años. Los reproductores de música portátiles se convirtieron en aliados de adolescentes con auriculares, de niños, de adultos. Con el tiempo su uso ha ido desaparecieron y se ha visto superado por la escucha de música en el teléfono y por servicios de suscripción como Spotify o Apple Music que, a día de hoy, son la mejor opción si queremos pedir música a los Reyes Magos.

Entre todas las cartas a Oriente, el walkie-talkie fue siempre un ‘must’. Poder hablar con tus hermanos en la otra habitación, con tus amigos escondidos en el jardín o con tus vecinos más cercanos era como sentirse dentro de una película de detectives, de espías, de polis. Pero el “corto y cambio” ha dejado paso a la mensajería instantánea, a los GIF o los emojis y la línea dedicada al walkie en la carta ha pasado a estar dedicada a los ‘smartphones’.

Los niños de los ochenta y los noventa empezaron a teclear en el plástico de ordenadores de juguete. Una pequeña pantalla LCD monocromo en la pestaña superior y un teclado de colores en la inferior. Fichas primero y memoria interna más tarde, dependiendo de lo moderno que fuese el ordenador, de lo bueno que hubieses sido. Las fichas, juegos y actividades de los ordenadores infantiles han dejado paso a las tabletas, ‘gadget’ que los niños de hoy han aprendido a usar desde pequeños. Tabletas con juegos como Minecraft, Pou o Candy Crush o con aplicaciones como YouTube son ahora el deseo de los pequeños de la casa.

Relojes inteligentes que han desbancado al clásico Casio, tabletas que han acabado con el reinado de un ansiado dvd portátil o videojuegos que siguen cautivando muchos años después como Zelda, Mario o Final Fantasy, entre otros. Hay cosas que nunca cambian: los Reyes Magos siguen teniendo trabajo y los niños de toda España se levantarán el seis de enero de un salto.

Los juguetes con los que te divertiste en tu infancia. Gogos, Monopoly, Playmobil, Pollypockets, Tetris... Seguramente recuerdes los juguetes favoritos de tu infancia. No en vano habrás pasado horas y horas jugando con ellos.

Aquí te dejamos algunos de ellos para despertar tus recuerdos, tu nostalgia, tu sonrisa... Y te contamos cosas que quizá no sabías sobre los juguetes que te hicieron pasar ratos tan felices.

MONOPOLY. ¿Quién no ha jugado nunca al Monopoly? Es uno de los juegos de mesa comerciales más vendidos del mundo. Tiene su origen en un juego de principios del siglo XX, The Landlord’s Game, creado por Elizabeth Maggie en 1903 y patentado en 1904, del que se derivaron otros juegos de compraventa de inmuebles.

En 1935 fue patentado con su actual nombre por el estadounidense Charles Darrow. Éste vendió los derechos a la compañía Parker Brothers, de Massachusetts. Esta empresa fue adquirida por Hasbro en 1991. Se calcula que unos 500 millones de personas han jugado al Monopoly, siendo el juego de mesa más jugado según el Libro Guinness de los Records.

PLAYMOBIL. Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas tenido en las manos un muñeco de Playmobil. Estos miden 7,5 centímetros de alto y sus partes móviles son la cabeza, los brazos y las piernas. Además, estas pequeñas figuras de plástico disponen de muchos accesorios, tales como vehículos, edificios, plantas y animales, creados a su misma escala.

La empresa creadora de los Playmobil, la alemana Fürth, se dedicaba inicialmente a la fabricación de teléfonos y cajas registradoras. En 1954 cambió su producción hacia el plástico, desarrollando juguetes de este material como coches o el hula hoop. En 1971, por la crisis del petróleo, decidió reducir el tamaño de sus productos, y así nacieron ellos. El ingeniero Hans Beck ha sido reconocido como el padre de los Playmobil.

POLLYPOCKETS. Las niñas también tenían sus propias muñecas míticas. Entre ellas están las Polly Pocket. Esta es una línea de muñecas y accesorios producidas y vendidas por Mattel Inc, la segunda mayor compañía de juguetes del mundo, también fabricante de la célebre Barbie. Las Polly Pocket (‘pocket’ porque caben en un ‘bolsillo’) fueron creadas en 1983 por Chris Wigg junto a su hija Katie. Los derechos fueron comprados ese año por Bluebird Toys. En 1998 los compró Mattel, que ese mismo año rediseñó la muñeca, haciéndola más larga, y lanzó una nueva serie.

En 2004 Mattel retiró cerca de 4.400 millones de Polly Pockets del mercado, debido a que era peligrosa la ingesta de partes pequeñas del juguete por parte de los niños pequeños. Las muñecas también pueden presumir de tener una película propia, Polly World, estrenada en Canadá en 2006.

TETRIS. Este mítico juego que nos obliga a encajar las piezas a ritmo creciente fue diseñado y programado por el ingeniero informático ruso Alekséi Pázhitnov. Fue lanzado el 6 de junio de 1984, mientras su creador trabajaba para el Centro de Computación Dorodnitsyn de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética, en Moscú. Su nombre viene de mezclar el prefijo ‘tetra-’ (cada pieza consta de 4 segmentos) y ‘tenis’, el deporte preferido de Pázhitnov.

El tetris está catalogado como videojuego de inteligencia, videojuego de lógica o videojuego de puzle. Hoy está disponible en casi todas las consolas de videojuegos y sistemas operativos de PC, así como muchos dispositivos móviles.

Estamos hablando de uno de los juegos más populares del mundo. Fue nombrado “mejor juego de todos los tiempos” por la edición número 100 de la revista de videojuegos Electronic Gaming Monthly. En 2007, ocupó el segundo lugar en los “100 mejores videojuegos de todos los tiempos” para el sitio web especializado Imagine Games Network. Ha vendido más de 70 millones de copias y se calcula que ha vendido más de 100 millones de copias para teléfonos móviles.

TRIVIAL ¿Quién no ha sentido alguna vez el placer de ganar uno de los seis quesitos del Trivial? El juego de preguntas y respuestas por excelencia fue ideado en 1979 por Scott Abbott, editor deportivo del diario Canadian Press, y Chris Haney, fotógrafo de la revista Montreal Gazette. El juego fue lanzado al mercado dos años después.

En Estados Unidos se hizo popular en 1984, cuando se vendieron unos 20 millones de ejemplares. Parker Brothers (ahora parte de Hasbro) compró los derechos del juego en 1988, al igual que hizo con el Monopoly. La edición Genus consta de 4800 preguntas repartidas en 800 tarjetas. Trivial ha vendido más de 88 millones de ejemplares, en 26 países y 17 idiomas.

TWISTER. ¡Mano izquierda, rojo! ¡Pie derecho, azul! Quien haya probado a jugar al Twister sabrá que cumplir estos mandatos y mantener el equilibrio no siempre es fácil. Este es otro de los juegos más conocidos de la empresa Hasbro.

Este juego de habilidad fue patentado por Cherles F. Foley y Neil Raben, aunque fue decisivo para su éxito que la actriz Eva Gabor jugara junto a Johnny Carson en un programa de televisión el 3 de mayo de 1966. El Twister se convirtió en un fenómeno de moda durante la segunda mitad del siglo XX, y ha vendido ejemplares por millones.

SCALEXTRIC. Otro de los juguetes casi atemporales que ha pasado de padres a hijos. Aunque Scalextric es el nombre de marca del fabricante, en España se ha ampliado el uso de este término hasta convertirse en genérico para este tipo de coches eléctricos de modelismo.
Estos coches en miniatura pueden circulan a gran velocidad por diversos diseños de pistas gracias a una ranura que hace de guía y a su tracción eléctrica. El nombre Scalextric es una contracción de ‘Scalex’, una marca de coches de juguete, y ‘electric’. Creados en 1957, llegan a España en 1962 gracias a un acuerdo entre la entonces propietaria de la patente, Lines Bros. Ltd., y Exin.

NINTENDO. Las videoconsolas se han ido desarrollando con los años, haciéndose más complejas y más sofisticadas. Si fuiste niño a finales de los 80 y durante los 90, posiblemente conocieras y recuerdes con cariño a una de las primerísimas consolas que se popularizó en España: la Nintendo Entertainment System (NES). Nintendo lanzó al mercado esta mítica y prototípica videoconsola en 1985 en América del Norte, Asia, Europa, Oceanía y África. En América del Sur no se vendería hasta 1990.

La NES fue la consola más exitosa de su tiempo en Asia y América del Norte, convirtiéndose en la primera que dio ganancias a la empresa Nintendo. Su presidente de entonces, Hiroshi Yamauchi, dio instrucciones a sus ingenieros para diseñar una consola de bajo coste de producción (lo que permitió un precio bajo, de unos 100 dólares) pero de tecnología avanzada. Según datos de la compañía, se vendieron más de 60 millones de NES en todo el mundo. La historia de la NES está asociada a la saga de Mario Bros, el personaje de videojuegos más célebre y popular de aquella época.

BARBIE. ¿Quién no ha jugado con una muñeca Barbie? Vale, si eres niño lo más posible es que no, pero si eres niña es más que probable que alguna haya caído en tus manos. La casi omnipresente Barbie nació en 1959, año en que fue creada por la empresaria estadounidense Ruth Handler, quien se inspiró en la muñeca alemana Bil Lilli.

La hija de Ruth Handler prefería jugar con muñecas con características adultas que infantiles. Entonces se fijó en una ‘atrevida’ muñeca que se comercializaba en los escaparates de Alemania. La empresa Mattel, cofundada por el marido de Handler, compró los derechos de Bil Lilli. Pero la muñeca se llamó Barbie, en honor a Bárbara, la hija de Ruth. De hecho el nombre completo de la muñeca es Bárbara Millicent Roberts.

MICRO MACHINES. Los primeros coches de nuestras vidas seguramente fueron los Micro Machines. Esta línea de automóviles en miniatura fue desarrollada por la empresa Galoob, que empezó a producirlos a mediados de los 80. La idea original se debe a Clem Heeden, un creador de juguetes de Wisconsin que trabajaba para Galoob. Su proyecto era reproducir modelos reales de automóviles a pequeña escala, pero con un tamaño sensiblemente inferior a los de la competencia. Los Micro Machines fueron un éxito de ventas durante la segunda mitad de la década de los 80 y durante los 90.

En 1998 la multinacional Hasbro compró Galoob por 220 millones de dólares, manteniendo la producción de los coches hasta la década del 2000. Con un descenso de ventas en los últimos años, Hasbro dejó de producir gradualmente este juguete, y lo relanzó solamente en ocasiones especiales. Tras su retirada del mercado, se han convertido en objetos de coleccionista.

LEGO. Los niños no empiezan a construir el mundo con piedra y ladrillos, sino con LEGO. Esta empresa y marca de juguetes procede de Dinamarca y fue fundada en 1932 por Ole Kirk Kristiansen. Este era un carpintero pobre de la localidad danesa de Billund, donde se encuentra la sede central del grupo LEGO, además de un parque temático de la marca, abierto en 1964.

El nombre de LEGO proviene de dos palabras danesas: leg godt (jugar bien). Hasta 1949 prácticamente sólo producían juguetes de madera. 2014 fue el año en el que se produjo el éxito de la LEGO Película, una comedia que narra las aventuras de Emmet y sus amigos Vitruvius, Wildstyle y Batman, entre otros. Fue nominada a los Óscar en la categoría de ‘Mejor canción original’ y ganó un premio BAFTA como ‘Mejor película animada’.