El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Iconos 2016

La portada. no es una adivinanza ¿o sí? observen el conjunto. ¿quién está ahí? y, ¿qué elementos importantes permanecen casi ocultos? Vemos un desnudo: la poesía (al estilo de José Asunción silva), omnipresente en 2016. vemos a personajes cruciales que brillaron con luz propia. porque está Manuel María, al que se le dedicó el día das letras galegas. y Carrie fisher, la princesa leia, que nos dejó el pasado 27 de diciembre. y Amarna Miller, que saltó a la fama este año y figura (como poeta, no como actriz porno) en una curiosa lista de las 100 escritoras más bellas del mundo. y Wagner Moura, como Pablo Escobar en Narcos. y Ed, icono de Iron Maiden (y del Resu). y la D con harmónica (Dylan). ¿y la mano de dios de Miguel Ángel? pues un apunte metafísico sobre la creación ¿Y la estructura en z? homenaje a Zappa, cada véz más vivo...

XURXO FERNÁNDEZ  | 08.01.2017 
A- A+

Soy de los que cree firmemente que, en la formación de uno, intervienen algunos factores obvios. La familia, por supuesto, antes que ninguna otra cosa. Las lecturas, en segundo lugar. Las vivencias, buenas y malas (éstas curten). Y los encuentros con lo que alguien llamaría dioses en la tierra. Es decir: los grandes creadores. Los poetas, los músicos, los narradores... Creo que incluso un breve contacto con ellos nos da un importante valor añadido para afianzarlos en nuestro corazón. Para que me entiendan: he amado infinitamente a gigantes como Cunqueiro, como Paul Auster, como Borges, como Frank Zappa, como Yehudi Menuhin, como Laxeiro o como Antoni Tàpies. Me gustaban mucho. Los seguía en su evolución estética. Los devoraba visualmente, los oía con verdedera devoción. 

Pero la cosa cambiaba sustancialmente al conocerlos. Hay un hecho claro: todos los grandes creadores son gente sencilla (salvo un par de capullos que no mencionaré). Por eso, cuando conocí a uno de mis poetas favoritos, Manuel María, a principios de 1976, en su librería monfortina, Xistral, comenzó para mí una época dorada. No sólo por lo que respecta a su obra. Él supo enseñarme la importancia de muchos de los grandes que me eran desconocidos: Nicanor Parra, Gabriel Aresti, Francisco Luis Bernárdez (uno de sus preferidos; hermano de Aurora, la mujer de Julio Cortázar; por cierto: eran primos segundos míos...), José Asunción Silva, y, por encima de todos, Francis Jammes, de quien me regaló Del toque del alba al toque de oración, que a su vez le había regalado Luis Pimentel, y que fue una de las fuerzas más influyentes de la poesía gallega del siglo XX...

Una lista de las escritoras más bellas del Mundo
Existe, claro que sí. La encontré en Google intentando localizar otras cosas. Incluso hay más de un ranking. Como el de Verso&Prosa, por ejemplo. Aunque quizás la más simpática (y coherente) sea la de la web Estandarte (Pasión por leer. Pasión por escribir). ¿Por qué? Primero, porque juegan limpio: no se trata de las mejores o algo así. No pretenden mostrar más que a unas cuantas narradoras y poetas que están de buenas que se caen. Y hay de todo, en cuanto a calidad. Hicieron otra previamente: Los más guapos. Y ahí está. Y, last but no least, es una lista creciente, que comenzó en cien y va a más, dependiendo de los comentarios de los usuarios. Y, cuando empecé a ver el contenido al completo, me llevé más de una sorpresa. había varias amigas mías, desde la inconmensurable Samanta Schweblin (la de Distancia de rescate, una de las mejores novelas de este último cuarto de siglo) a Espido Freire, Carmen Posadas, Yolanda Castaño, Ángela Becerra... y, ¡¡¡vaya, vaya...!!!, a Amarna Miller, a quien mi querido amigo (además de hijo) Roi Fernández, el bajista de The Homens, me descubrió una noche para comentarme que la niña, de profesión sus buenas labores... eróticas... iba a participar en un vídeo de los colegas Carlangas y compañía. O sea: Novedades Carminha... Creo recordar que se me atragantó la tapa... Y sí: allí estaban la parisina Lila Azam, Sylvia Plath (sí; también hay casos históricos), Clarice Lispector (idem del lienzo; he aquí a una interesante autora por descubrir para muchos), la platense Pola Oloixarac o la peruana Molly Tuesta... En fín: qué maravilla...

Narcos: cuando las series de televisión acaban siendo muy superiores al cine
Recordarán ustedes Fargo, producida a la sombra de los Coen. Y, por supuesto, doy por sentado que habrán visto, House of Cards. O True Detective 1,. Todas ellas reflejan de forma fidedigna la realidad. Y la realidad es así. Y si hay algo que nos transmite un análisis serio de cosas como la corrupción, o la vida profundamente jodida de cualquier país latinoamericano, por ejemplo, pues bienvenido sea. Y esa es una baza que el cine, tal como lo conocemos (exceptuando Amal y alguna que otra cosa por ahí) parece haber perdido. ¡Ah! ¿Recuerdan The Wire? Sublime obra maestra, que se sigue analizando en las mejores escuelas de comunicación de Estados Unidos. Pues este año pasado fue el de Narcos. Impresionante. Adictiva hasta extremos de vértigo. La historia real de Pablo Emilio Escobar Gaviria es portentosa. El elenco de actores –con Wagner Moura a la cabeza–, prodigioso. Una joya para ver y revisitar con frecuencia. Verdaderamente eterna....

Aventura
Leia Organa y los demás poblaron nuestros sueños de adolescencia. Lo siguen haciendo en este momento. Ahora desaparece ella (Carrie Fisher, claro). Jamás la olvidaremos. A ninguno de ellos... universal

Resurrection Fest: la cultura del Hard Rock, convertida en multitudinaria
Desde sus inicios, el Resurrection Fest de Viveiro tiene voluntad de futuro. Era entonces casi una reunión de amigos. Con el tiempo fue consolidándose como uno de los mejores festivales Hard de Europa. En 2016 dió un salto de gigante, consiguiendo 90.000 personas de aforo. Y, sorpresa. Las estrellas del festival, los Iron Maiden de Bruce Dickinson, llamaron a la organización para participar. Coincidió con el lanzamiento de Book of Souls, uno de los mejores discos de su carrera. Y su concierto allí, simplemente, pasará a la Historia con mayúsculas. El año que viene lo protagonizan Rammstein. Nos apuntamos...


Juan Tallón, un emblema actual muy poco común y muy grande
Pertenece a la estirpe de los angulares. Juega al juego de Cunqueiro, sí, o de Julio Camba, o de Jonathan Swift. Es decir: trabajar en uno –o varios– periódicos, ejercer una sabiduría omnímoda, que le permite tratar, opinar y juzgar equilibradamente los hechos que conforman la vida cotidiana. Ser multidisciplinar, y poder acometer cualquier trabajo con absoluta seguridad. Incluso, o especialmente, en la ardua labor de la crónica deportiva. Y tiene el oficio necesario para escribir en las distancias largas. Su humor es tan fino que parece una mezcla de Evelyn Waugh y Kingsley Amis, y como este último (recuerden Sobrebeber) da muy buenos consejos a la hora de meterse un copazo entre pecho y espalda. Otro gigante perdurable embutido en un tipo cojonudo...


Dylan, ese extraño Nobel...
Todo el mundo sabía la importancia de un poeta que conocían todos. Décadas después, la Academia Sueca se convenció, al fín. Nada nuevo para los que habían oído tiempo ha A Hard Rain’s a-Gonna Fall...