El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

apuntes

Homenaje con corazón gallego

Victoria Vera y el periodista José Aguilar rinden homenaje a Manuel de Blas en el Ateneo de Madrid

Miguel Losada, Manuel de Blas, Helena Fernán Gómez y José Aguilar
Miguel Losada, Manuel de Blas, Helena Fernán Gómez y José Aguilar

EDUARDO GÓMEZ   | 05.02.2017 
A- A+

La sección de cine del Ateneo de Madrid acaba de rendir homenaje a uno de los actores más importantes de nuestro país, Manuel de Blas. En el acto intervinieron la actriz Victoria Vera, compañera y amiga del actor, el periodista cinematográfico José Aguilar, biógrafo de las grandes estrellas del suelo patrio, y el crítico gallego Miguel Losada. Todos ellos recorrieron su sorprendente carrera en la interpretación a lo largo de más de cinco décadas. Sin duda, un lujo para los verdaderos amantes del cine y el teatro que pudieron escuchar las anécdotas de toda una época de la mano de un actor que guarda en su memoria numerosos secretos que le cuesta mucho desvelar.

Con más de cien películas en su impactante filmografía, el veterano actor es, además, premio nacional de teatro y posee sobre las tablas una de las carreras más completas que un intérprete puede tener. Sus compañeros de profesión: Esperanza Roy, Javier Aguirre, Amparo Pamplona, Jorge Lucas, Isabel Arcos...y un público entregado fueron testigos de testimonios únicos e irrepetibles de lo que ha sido la historia de la interpretación en un país que no siempre da el lugar que se merecen a los grandes, a los verdaderamente importantes.

Sin olvidarnos del poderoso físico de Manuel, que lo convirtió en uno de los galanes más famosos de los años sesenta y setenta, estamos ante uno de esos actores marcados por el estilo americano que proporcionó un colorido y una sensibilidad especial a los trabajos cinematográficos y teatrales en los que intervino. Con su fina ironía ha paseado magistralmente los textos de Lorca, Pirandello, Valle, Chejov, Brecht, Beckett... demostrando que es un actor lleno de registros que sabe utilizar sin aspavientos, desde el profundo conocimiento de lo que significa trabajar con los sentimientos sin pretender más gloria que la satisfacción del trabajo bien realizado.

Ningún actor en España puede presumir de haber trabajado con Marlon Brando. Solamente él ha tenido un privilegio que apenas comenta si no es forzado por las circunstancias. Joan Collins, Catherine Zeta Jones, Tom Selleck, Irene Papas, Jeremy Irons, Fanny Ardant, Joan Plowright son algunos de sus compañeros de viaje. Ya les gustaría a muchas de las estrellitas de nuestro país de cuento de hadas haber trabajado con Zefirelli y codearse con algunos de los monstruos de la interpretación que han compartido con él secuencias y escenario. Estas son las paradojas de la vida artística que, en la mayoría de las ocasiones, es injusta y que coloca en el crepúsculo de los dioses a los que no tienen el talento ni los méritos suficientes.De cualquier forma, en esta ocasión el Ateno de Madrid hizo justicia y revisitó los trabajos de un actor que por su calidad, su intensa carrera y su dedicación exhaustiva a la profesión ha conseguido tener una trayectoria brillante que merece todos los reconocimientos.