El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

El embrujo de Montalegre

Esta puerta al parque del Peneda-Gerês es un canto al respeto a las tradiciones, la tierra, la cultura y la naturaleza. Y meigas haberlas, haylas

Muros de piedra que llevaban a los lobos al foso de Fafião
Muros de piedra que llevaban a los lobos al foso de Fafião

SANTI RIVEIRO/JACOBO TÁBOAS  | 08.04.2018 
A- A+

Sexta Feira 13 a partir de las 13.13 horas y hasta que el cuerpo aguante. Cada viernes 13, como será el próximo, Montalegre se transforma. Este agreste municipio luso, que hace frontera con Ourense, celebrará su cada vez más famosa y concurrida Noite das Bruxas, que se repetirá este año el 13 de julio. Un aquelarre que llena de meigas, música -tocarán Blind Zero y Black Cherry-, espectáculos audiovisuales y pirotecnia esta localidad, que alrededor de su majestuoso castillo llega a congregar a más de cincuenta mil conversos. No está mal para un ayuntamiento que, con más de 806 kilómetros cuadrados, apenas tiene diez mil habitantes, 1.800 en la propia villa.

Detrás de esta populosa celebración está el Padre Fuentes, actor protagonista en el piromusical y artífice, con su famosa queimada barrosã, de su momento culmen. Tras recorrer los 180 kilómetros que por carretera separan Compostela y Montalegre, poco más de dos horas, pudimos conocer a este singular y emprendedor cura, disfrutar de su conxuro y del propio brebaje. En un viaje de prensa organizado por Turismo do Porto e Norte de Portugal, animó a la concurrencia tocando la armónica, tras una degustación del presunto (jamón serrano) local o cabrito autóctono en una cena en el restaurante Nevada. Una cita dentro del Festival Gastronómico das Carnes de Barroso, donde la vitela, la ternera, es la otra gran protagonista.

Montalegre es naturaleza, pues más de la cuarta parte de su territorio se encuentra en el Parque Nacional del Peneda-Gerês, y montaña, como parte del Alto Trás-os-Montes. Espectaculares cascadas como las de Pincães o Pitões das Júnias son de obligada visita, como la Ponte do Diabo en Misarela. En las laderas cercanas, incluso a gran altura, se puede ver a rebaños de sus reses barrosas, acompañadas por pastores. Porque Montalegre es, además, amor a la tierra, la cultura y la tradición. Usos y costumbres que luchan por mantener y se desvelan en un Ecomuseo de Barroso que se reparte en ocho sedes.

En Fafião, en la freguesía de Cabril, se encuentra el de A Vezeira e a Serra. En el ecomuseo del lugar, autentico eje neural y de servicios en la zona, se explica como sobrevive la práctica de la vezeira, una suerte de ganadería comunitaria donde cada vecino aporta su ganado a cambio de cuidar y llevar a los pastos más altos al conjunto de reses el tiempo que le corresponda. Por relevos. Allí encontramos un bien coservado foso de lobos, trampa con murallas de piedra que llevaban a estos animales a un pozo donde eran abatidos. Había que proteger a una ternera que hoy se puede degustar allí mismo en el Café Fojo dos Lobos, junto a pantagruélicos postres como los formigos, un pastel de pan, yema de huevo y piñones. Otro buen lugar para probar la vitela es el hotel y restaurante São Cristóvão.

Cerca, en Pitões das Júnias, se encuentra el Ecomuseu Corte do Boi, donde se dan más pinceladas de cómo era la vida en esta apartada región. En esta freguesía, además de molino, funciona aún el Forno do Povo, un horno comunitario donde se cuece un pan que aguanta hasta dos semanas. Muy atractiva y acogedora es su taberna Terra Celta, que puede servir de base para visitar las ruinas e iglesia del Mosteiro de Santa Maria das Júnias.

En la freguesía de Salto se encuatra otro polo del Ecomuseu, el de la Casa do Capitão, donde se muestran de nuevo algunas de las actividades tradicionales más emblemáticas en esta remozada casa señorial. En la propia urbe de Montalegre, al pie del castillo, se encuentra el Espaço Padre Fontes --figura de conxuro incluida-- y sede del Ecomuseu de Barroso. Otra interesante visita es la de otro polo de esta red museística es la que realizar al Centro Interpretativo das Minas da Borralha, donde descubrir la historia de la extracción de wolframio en la zona. Otra cosa en común con algunas zonas Raia arriba.

viajando


A destacar

Dónde alojarse

El hotel rural Misarela y el São Cristóvão (Venda Nova) son buenas opciones. O la Casa Avó Chiquinha, ligada a la bodega Montalegre.

Qué comer

En tierra de ganadería y montaña, las presas de vitela (ternera) o el cabrito son palabras mayores que hacen la boca agua.

Rallycross

Del 27 al 29 de este mes el circuito de Montalegre acoge la prueba del Campeonato del Mundo de Rallycross, con Loeb, Solberg o Ekström.