El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Drama en la Mallorca rural

El carbonero Carlos Soto Femenía Editorial Destino, (Áncora y Delfín) 283 páginas, 2016, 17,50 €
El carbonero Carlos Soto Femenía Editorial Destino, (Áncora y Delfín) 283 páginas, 2016, 17,50 €

J.M. GIRÁLDEZ  | 02.10.2016 
A- A+

Es cierto que Carlos Soto, un escritor de vocación tardía, ha desembarcado en lo que podría llamarse novela negra (no era, dice, su voluntad) con notable madurez y un fantástico estilo. Aficionado a la ciencia ficción, esta novela, sin embargo, ahonda en una visión profunda de los montes mallorquines, y en sus trabajos tradicionales. El carbonero es un drama rural sin concesiones, muy duro, y muy bien trenzado, magníficamente escrito, en el que se parte de un cadáver: la madre del narrador en primera persona aparece brutalmente asesinada. Hay una historia que contar, que enlaza con el pasado contrabandista y con la cobranza de las deudas, pero, como dirá el propio Carlos Soto, las deudas materiales se pueden satisfacer, pero las éticas y las morales, no siempre. Soto Femenía logra transmitir a la perfección la sensación de soledad de la familia de Marc, preparando la sitja para la quema de madera, en el proceso tradicional de elaboración de carbón. Su padre, que perdió el habla tras el asesinato de la madre, maneja la noche, y es el testigo mudo de la crueldad. Sólo la joven Aina le ofrece otra perspectiva, otras posibilidades para el futuro. La atmósfera se va haciendo opresiva en el monte, las conversaciones revelan daños y fragilidades. Una inquietante novela sobre las oscuridades del corazón, que vuela a gran altura.  / J. Miguel Giráldez