El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Cartas al director

Cartas escritas por el alumnado de 1º de BACH del IES Plurilingüe de Ames, a modo de proyecto de aula tras ESTUDIAR la materia que gira en torno a los medios de comunicación. Proyecto dirigido y coordinado por su profesora de Lengua Castellana y Literatura, María Jesús Martínez Míguez.

04.06.2017 
A- A+

 


APUNTA HACIA LAS ESTRELLAS (PERO CON CUIDADO)

Uno de los muchos problemas que tiene nuestro sistema educativo es que la cantidad de títulos que tengas es más importante que tu propio sentido crítico y tu capacidad de desarrollar nuevas alternativas. Los docentes dan la clase explicando, mala y rápidamente, contenidos de un libro que son, en su mayoría, muy deficientes. El alumno escucha y memoriza en silencio, para exponer esta información en exámenes estandarizados mediante los cuales será evaluado del uno al diez: cifras de las que dependerá su futuro. Gran error. El aprendizaje va más allá de escribir la respuesta correcta. Toda teoría es inútil si no hay una práctica, y por ello, las clases deberían ser debates abiertos donde se fomenta la participación de los alumnos, y no la coartación de esta. Es absurdo ir a clases de música en las que no tocamos instrumentos o de inglés en las que no hablamos en inglés, ya que, al fin y al cabo, lo que vamos a necesitar en nuestro futuro va a ser esencialmente la experiencia. Otro grandísimo problema es la falta de conexión. Los profesores deben llegar a los corazones de los alumnos, y ayudarles a que sus latidos sean fuertes para que el mundo pueda escucharlos. Deben sacar lo mejor de ellos y permitirles desarrollar sus habilidades, algo que no solo será beneficioso para ellos, sino para la sociedad en su conjunto. El estar regidos por un programa mecánico y monótono que los limita y desmotiva, impide que se despierte en los jóvenes la curiosidad y el interés por el aprendizaje. No nos pueden pedir que tomemos decisiones importantes y desarrollemos ideas emprendedoras si nos someten a horas de memorización en las que no se fomenta ni la reflexión ni los pensamientos propios. No nos pueden invitar a soñar en grande si nos prohíben salirnos de los márgenes.

Marta Vicente Espasandín
16 años, 1.º de BACH.

 

PARADOJAS

Estimado Sr. Director,
Como no me quiero extender demasiado, he decidido enfocar mi opinión sobre la educación al instituto en el que estudio. Soy una alumna de primero de Bachillerato y resulta que recientemente han expulsado tres días a uno de mis compañeros por llevar el móvil en la mano por el pasillo. Sin embargo, esto no es un caso aislado y me pregunto, cómo es que en pleno siglo XXI, que tenemos la suerte de tener herramientas tan útiles como los portátiles, tablets, etc, no aprovechamos estas ventajas.
En mi opinión, en ciertos centros los profesores y la directiva actúan como “carceleros”, preocupándose más por encontrar razones por las que castigar a los alumnos que por aportarles conocimientos o valores. Además, muchos alumnos o docentes que son activos y pretenden hacer del instituto un lugar más interesante lo único que encuentran son trabas para sus proyectos, porque la principal preocupación es que ningún estudiante se “desmadre”. O lo que viene siendo lo mismo que discrepen de alguna manera con el sistema educativo.
Otro punto a tratar es la verdadera utilidad de este tipo de castigos. En pleno Bachillerato no me parece razonable que te prohíban asistir a las clases, teniendo en cuenta que cada día uno se perdería seis materias y tendría demasiado trabajo acumulado. Otra reprimenda muy recurrente es no poder ir a las actividades culturales. ¿Realmente eso le beneficia? Yo creo que lo ideal sería tener que ayudar en la biblioteca o a limpiar el centro. Son dos ejemplos en los que creo que se sacaría algo de provecho.

Sara Olmo Pernas.
16 años, 1.º de BACH.


LA EDUCACIÓN QUE NOS ELIGEN

Está claro que dos personas no son iguales: no se puede pretender que ambas sean buenas en matemáticas. El desarrollo de esta ciencia en unas más que en otras se debe al intelecto matemático. No hay que desprestigiar la inteligencia musical frente a la matemática porque, ¿acaso era menos ingenioso Mozart que Einstein? En total hay ocho inteligencias y en el actual sistema educativo está claro que unas se consideran más importantes que otras o eso se hace creer. Tenemos, por lo tanto, hasta más de treinta alumnos, un número inviable en una clase, desmotivados al creerse menos aptos que el resto. Además, está la asignatura de “religión” en la que SÓLO se estudia el catolicismo, a pesar de ser un Estado laico. Hay que elegir si cogerla hasta 2.º de Bachillerato, curso donde te hará media con las demás asignaturas.
Desde 1970 han sido trece las reformas educativas que ha sufrido España y no parece que esta vaya a ser la definitiva.

Claudia Martínez de Alegría Madera
16 años, 1.º de BACH.


SUMANDO CINCOS

La educación es eso que debería hacernos personas de provecho, que debería desarrollarnos numerosas habilidades, cuando lo único que pide el sistema es tener buena memorización y saber aplicarla a una prueba escrita.
Incluso las matemáticas se rigen por esto. El profesor se limita a mandarnos ejercicios y aprendemos a hacerlos de una manera sistemática, con patrones, sin llegar a entender el porqué de cómo se está resolviendo. Un error en una sola operación puede hacerte suspender y luego te mandan a junio. Les da igual tu desconocimiento sobre la materia, apáñatelas para sacar un cinco en la recuperación y quédate tranquilo.
Otro ejemplo es la asignatura de inglés. Llevamos estudiando este idioma desde primero de Primaria y en Bachillerato te encuentras a gente que no tiene ni idea para mantener una conversación básica. Pero no te preocupes, tú en el examen saca más de un cinco y el curso que viene será otro problema.
Y así vamos, de curso en curso memorizando y borrando conocimientos sin aprender ni la mitad, dando la materia en tres cortos trimestres y teniendo trabajos y tareas semanales. Y ojo, no quiero echarle la culpa al profesorado, ellos no son los que hacen que las cosas sean así. Ellos son víctimas como nosotros, los estudiantes. La culpa sabemos todos muy bien de quién es, de este país y de otros tantos, haciendo las cosas mal, rápido y mirando hacia otro lado. Y así continuará esto mientras la educación no sea una prioridad que se tome en serio. Simplemente no lo entiendo. ¿Por qué a los de arriba no les interesa que las nuevas generaciones sean brillantes y sólo quieren ayudar a los que se pueden permitir una buena universidad?. ¿Por qué a nadie parece importarle el futuro?

Arianne Romero Morillo
17 años, 1.º BACH.


MÁQUINAS

Un número. Eso es lo único importante hoy en día, una media, un examen. ¿Por qué? ¿Lo importante no tendría que ser aprender, y no simplemente memorizar una información que en cuestión de un par de semanas, días, o incluso horas va a desaparecer de tu cabeza? ¿Por qué tenemos que jugárnoslo todo en un examen? Somos humanos, tenemos malos días, podemos meter la pata. Además, no todo el mundo tiene las mismas capacidades, no todo el mundo está interesado en las mismas cosas, no somos máquinas, que es en lo que parece que quieren convertirnos. ¿Por qué siempre tenemos que escuchar que lo único válido es lo que estamos haciendo dentro del instituto, que lo demás no sirve para nada? ¿Por qué no podemos recibir un poco de ánimo para perseguir nuestros sueños, aquello que realmente podría hacernos felices, y haríamos con gusto, no obligados y amargados día a día? Decidme, ¿por qué?, ¿por qué tenemos que ser todos iguales, todos buenos en lo mismo? Nunca lo entenderé. Nos pasamos seis horas al día sentados en una silla, de clase en clase, para llegar a nuestras casas, y tener que volver a sentarnos en una silla a hacer deberes, trabajos y estudiar. ¿No tendría que ser suficiente con atender en clase? Pues resulta que no. ¿No tendríamos que poder disfrutar, por las tardes, de nuestro ocio, haciendo lo que realmente nos guste, ya sea jugar al fútbol, ir a pasear, bailar, tocar un instrumento, aprender idiomas, jugar al golf o simplemente no haciendo nada?

Marta Montero Sueiro
16 años, 1.º BACH.


HA EVOLUCIONADO TODO…,
MENOS LA EDUCACIÓN

Sr. Director:
El problema es que la educación sigue intentando calificar nuestros conocimientos y hacernos a todos iguales, personas que compiten para alcanzar la máxima nota, memorizando palabras que el día de mañana no van a recordar. No todos somos iguales, no todos tenemos las mismas capacidades, cada uno de nosotros desarrolla estas capacidades en diferentes momentos de su vida.
¿Qué está pasando entonces con la educación? ¿Por qué no funciona? Porque los profesores se han olvidado de su objetivo, educar. La palabra “educar” viene del latín ex ducere que significa: sacar lo mejor de cada uno, como la fortaleza, la voluntad, la generosidad… No de llenarnos la cabeza de datos e informaciones.
Son muchas las alternativas que hay para mejorar esta educación errónea, muchas pedagogías diferentes que te permiten experimentar, desarrollar tu pensamiento crítico, favorecer el análisis y la creación de un propio pensamiento, un pensamiento que te comprometa contigo mismo, un pensamiento propositivo que sea un granito de arena para cambiar el mundo.

Josune Blix Urbiola
16 años, . BACH.


LA POCA MOTIVACIÓN DE LOS ALUMNOS

Estimado Sr. Director,
Yo, alumno de primero de Bachillerato en el instituto IES de Ames me dirijo a usted para comentarle algunas reformas que yo haría en la educación actual. En mi opinión, el sistema educativo está roto, teniendo en cuenta que el acabar una carrera año por año es un cuarto de nuestra vida. A día de hoy se le da demasiada importancia al estudio pero hablando de lo que tenemos ahora mismo como sistema educativo creo que no está bien, la materia es muy extensa y está mal organizada. Los directores de editoriales no se dan cuenta de que es imposible dar en nueve meses, teniendo los festivos que tenemos y pérdidas de clase, trescientas páginas de un libro con tres o cuatro horas semanales de esa materia, pongo por ejemplo Lengua Castellana que debería estar dividida en Lengua y Literatura, al igual que Biología y Geología entre otras. También estamos en aulas en las que somos treinta alumnos, en las que es complicado que se atienda. Aparte de eso, los estudiantes no están motivados en ningún momento por el estudio, siempre hay excepciones, eso sí, pero generalmente no estamos interesados por el estudio. En mi caso, por ejemplo, lo veo como un paso del tiempo durante todas las mañanas hasta que llega el verano. Y como yo, muchos alumnos, ya que la mayoría de materias no nos van a servir para nada en un futuro, alguna sí, pero otras no. Yo creo que las asignaturas y las clases deberían de ser más llevaderas para que fuésemos con mayor interés y más ganas. También quiero decir, que después de dos años estudiando Bachillerato, te presentas a un examen, que puede salirte mal por nervios o por otras circunstancias, llamado Selectividad y que es la forma de entrar en una carrera y esto para mi es injusto. Hay muchas más reformas que se podrían realizar, pero en mi opinión estas son las más relevantes. Con esto me despido de usted con un cordial saludo.

Enrique Jiménez Fernández
1.° BACH.


EL PROBLEMA DEL SISTEMA EDUCATIVO ESPAÑOL

Buenos días
Me parece fatal como se está gestionando los últimos años la política educativa.
Últimamente el sector educativo está muy mal organizado y la principal causa de esto son los numerosos recortes que se están produciendo, los cuales provocan que el material con el que se imparte clase no sea de muy buena calidad. Además, los profesores al tener unos salarios cada vez más bajos no imparten las clases con la motivación suficiente para que sus alumnos puedan aprobar las asignaturas con menos dificultad. Por otra parte, debido a estos recortes ya no se proporcionan tantas becas como antes, esto hace que algunas familias con problemas económicos no les puedan pagar los estudios a sus hijos.
Otro problema es que la educación no se debería analizar desde el punto de vista político sino desde el punto de vista educativo, mirando por los intereses de la sociedad presente y futura, recordando que es la formación y la cultura de la sociedad del futuro.
En mi opinión, el Gobierno no debería recortar tanto el presupuesto para la educación, ya que si seguimos con esta dinámica vamos a acabar consiguiendo que los alumnos no salgan lo suficientemente preparados para el día de mañana.

Manuel Abeijón Fernández
16 años, 1.º BACH.


INCONGRUENCIAS

Me gustaría valorar un asunto que corresponde totalmente con mi actualidad, puesto que estoy estudiando primero de Bachillerato: la educación, algo que incumbe a toda la población por ser uno de los factores que más influye en el progreso de individuos y sociedades además de enriquecernos como persona.
Podría hablar de lo imprescindible que es estar formado en nuestros días, pero creo que el problema no es el desconocimiento de la importancia de la educación sino más allá, rozando la perspectiva que quieren que tengamos sobre nuestra vida estudiantil y laboral.
Tardé tiempo en darme cuenta de que los estudios que cursaré serán los que verdaderamente me gusten, y me llenen; ignorando los comentarios de los demás. Por otro lado, si la educación es esencial, ¿Por qué no elaboran medidas para moldear el sistema educativo? En lugar de que cada vez haya más limitaciones para estudiar y pruebas. Es como un embudo, en el cual una gran parte de estudiantes es excluida por no superar dichos niveles o no trabajar, según su método, lo suficiente.
Para terminar, creo que sería esencial modificar la enseñanza, creando una variedad mucho más amplia de optativas para elegir. También se debería cambiar la forma de aprender, puesto que memorizarse 20 carillas no es ninguna forma de aprendizaje. Sin embargo, en la mayoría de asignaturas conduce al sobresaliente.
Sólo espero haber podido reflejar lo que percibo y deseo que cambiemos. Creando este ámbito mucho más llamativo, lo que conseguirá mejores resultados en el futuro. Y que todas las personas contasen con las mimas posibilidades de aprender.

María Hernando Martínez
16 años, 1.º BACH.