El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

Una canción para una madre

El primer domingo de mayo celebramos el Día de la Madre. Una fecha perfecta para recordar las complejas relaciones entre madres e hijos que han protagonizado las letras de numerosas canciones. Recopilamos unas cuantas que reivindican lo que ya sabemos: madre no hay más que una.

J. GARCÍA  | 07.05.2017 
A- A+

Mayo es el mes de las madres, pues llega el momento de celebrar su día especial en domingos repletos de bombones, dibujitos más o menos abstractos realizados por tiernos infantes, ramos de flores, comidas familiares, fotografías enmarcadas y buenos deseos.

Entre los regalos para alguien tan especial como una madre también pueden estar, por qué no, canciones con significados ocultos u obvios, irónicas o vengativas, pero siempre lanzando un mensaje para que quien quiera entender que entienda. Aquí van unas pocas:

U2: IRIS (HOLD ME CLOSE). La madre de Bono murió de un aneurisma cerebral cuando él tenía 14 años. Esta pérdida le marcó para siempre, llegando al punto de dedicarle un tema en el último disco de la banda, Songs of Innocence, editado en 2014. La canción se titula Iris (ese era su nombre) y dice tal que así: “Una vez nacemos, empezamos a olvidar la precisa razón por la que vinimos. Pero tu... Estoy seguro de haberte conocido. Mucho antes de la noche en la que las estrellas salieran. Nos estamos encontrando otra vez. Sujétame fuerte. Sujétame fuerte y no dejes ir. Sujétame fuerte como si yo fuera alguien que pudieras conocer. Sujétame fuerte, la oscuridad sólo nos deja ver quienes somos. Tengo tu vida dentro de mi”.

SCISSOR SISTERS: TAKE YOUR MAMA. Take your mama de Scissor Sisters es la canción ideal para las mamás con ganas de fiesta, esas que hacen casi lo que sea con tal de echarse un baile, esas que a pesar del paso de los años siguen siendo de las que abandonan las celebraciones nocturnas cuando la luz del sol ya es insoportable.

BON JOVI: IF I WAS YOUR MOTHER. La banda estadounidense Bon Jovi retrata en ‘If I was your mother’ a una mujer posesiva en plan Kathy Bates en la película Misery. “Si yo fuera tu madre siempre podrías creerme, porque me levantaría en mitad de la noche solo para comprobar si me necesitas”, es una de las inquietantes frases que van dando forma a esta agobiante composición.

TOM JONES & STEREOPHONICS: MAMA TOLD ME NOT TO COME. Tom Jones & Stereophonics no comparten figura materna, que se sepa, aunque en Mama told me not to come parecen encontrar ciertas coincidencias al cantar a esas mujeres precavidas que ven peligros en todas partes. “No vayas a esa fiesta, esa no es la manera de divertirse”, entonan al unísono Tom y Kelly Jones, ambos picarones galeses. Pero con una advertencia así uno no puede por menos que, efectivamente, asistir al dichoso evento de turno. Y no se les ve sufrir demasiado.

EL CANTO DEL LOCO: LA MADRE DE JOSÉ.  “Oye José, escúchame, que no lo hice queriendo, yo te fui a buscar y me lié, por cierto, que día mas bueno”. Esto podría perfectamente ser un diálogo de Dustin Hoffman en la legendaria película El Graduado, en la que un chavalito es seducido por una mujer notablemente más mayor. Y a partir de ahí todo se lía.

QUEEN: TIE YOUR MOTHER DOWN. De alguna u otra manera, todas las mamás son controladoras. Por eso en ocasiones el hijo o la hija de turno no tiene más remedio que tomar medidas drásticas y seguir los consejos de Freddie Mercury y los suyos para poder escaparse hacia el siempre atrayendo lado oscuro y prohibido. Aunque sea atando a su madre como una vía de huida posible.

METALLICA: MAMA SAID. Son uno de los nombres capitales del rock más duro, pero el vocalista y guitarrista de Metallica, James Hetfield, también tiene su corazoncito. En Mama said canta a una madre despistada que no sabía muy bien de lo que iba todo esto y que no fue capaz de entablar una relación del todo adecuada con su hijo. “Necesito la bienvenida de tus brazos pero todo lo que veo es fría piedra”, lamenta Hetfield en esta emotiva composición.

GABINETE CALIGARI: AMOR DE MADRE. A todas las madres se las da por amorosas, pero algunas deben hacerlo especialmente bien, pues de otra manera no existirían canciones como esta de Gabinete Caligari, que es toda una oda al amor de madre bien entendido y sobre edulcorado.

EMINEM: HEADLIGHTS. Cuando Eminem avisa en el título de una canción de que va a ponerse a limpiar el armario, más vale prepararse para cualquier cosa. En esta ocasión es su madre, con la que no le une precisamente una relación de mucho amor, la que se lleva todos los palos: “Lo siento mamá, nunca quise herirte, nunca quise hacerte llorar, pero esta noche voy a sacar los trapos sucios”

JOHN LENNON: MOTHER. Mother es un canto desgarrador de John Lennon por la ausencia de su madre, que murió atropellada por un conductor borracho cuando él tenía 17 años. “Madre, tú me tu viste pero yo nunca te tuve”.

ABBA: MAMMA MIA. El ‘Mamma mia’ de ABBA es una de esas canciones felices por naturaleza, que incitan al festejo, el baile, a las sonrisas y al canto (o al balbuceo en el peor de los casos). Aunque en realidad habla sobre una relación de pareja truncada, es un clásico de la música pop para cerrar con optimismo nuestra pequeña aportación al reconocimiento para las madres de todo el mundo.

ETTA JAMES: TELL MAMA. Era también el nombre del séptimo álbum de la maravillosa Etta, que murió recientemente. Es también la canción que se canta en todas las fiestas dedicadas a las madres norteamericanas. Grabada en el estudio Muscle Schoals de Alabama es una joya de Leonard Chess. El tema era del maravilloso guitarrista Clarence Carter.

Jackson Five: Mama’s pearl. ¿Cómo no iban a hablar de su mamá en alguna canción Mickael Jackson y sus hermanos? Lo Jackson Five, considerados uno de los grandes fenómenos de la música, tienen un gran repertorio de canciones. El Rey del Pop y los suyos también necesitaban el visto bueno de su madre a la hora de echarse una novia. ¿Y quién no? Seguro que alguna pega sacó.

Elvis Presley: Mama liked the roses. De sobra es conocida la estrecha relación de El Rey con su madre, Gladys, a la que consideraba “la mujer ideal”, su guía y su consejera. La que le acompañó en su ensalzamiento como estrella del rock and roll y a la que estuvo muy unido hasta su muerte, de un infarto el 14 de agosto de 1958, lo que le dejó desolado. Coincidía por entonces su etapa en el servicio militar que, junto al desconsuelo por la pérdida, le llevarían a interrumpir durante dos años su carrera musical. Esta canción, compuesta por Johnny Christopher, es sola una de las múltiples dedicatorias del cantante a su madre.

Divine Comedy: Mother dear. “Ella nunca me dejó ir, me mantuvo cálido y seguro. Nunca voy a perder la fe en mi madre querida”, dice Neil Hannon, líder de la formación irlandesa, en este tema de 2006 incluido en su noveno álbum de estudio “Victory for the comic muse”. Pop refinado predilecto de unas letras que cabalgan entre el amor, el sexo y las miserias, aunque gracias a este tema vemos a Hannon salirse del tiesto para rendir homenaje a su madre.

Beatles: Julia. John Lennon escribió esta canción para su madre, Julia Lennon, quien falleció en 1958 cuando él tenía 17 años al ser atropellada por un conductor ebrio. Un hecho que marcaría de forma irremediable la existencia de Lennon, cuyo sentimiento de abandono y desarraigo plasmaría en innumerables composiciones más, como la propia Mother. ‘Julia’ fue escrita durante el inolvidable viaje de la banda de Liverpool a la India en 1968. Es la encargada de cerrar el mítico White album de los Beatles (1968).