El Correo Gallego

Tendencias » El Correo 2

tribuna libre

Por amor al arte

BEGOÑA PEÑAMARÍA  | 26.06.2016 
A- A+

Arte es todo aquello que se percibe como bello a través de los sentidos... El ser capaz de crear belleza es un don que convierte a las personas que lo logran en seres más hermosos que sus propias obras... Y el ser poseedor de la virtud de emocionarse al ver, escuchar o leer lo que hay detrás de una pieza creada por otro congénere con la capacidad de expresar; transforma en personas especiales a aquellas que lo saben apreciar.

Cualquier manifestación artística es una forma de romper moldes que nos convierte en únicos y diferentes a los demás... Y ser un buen artista consiste en llevar a cabo una obra pictórica, literaria, musical, arquitectónica, cinematográfica o escultórica y lograr que no deje indiferente a ningún observador con sensibilidad... Y los sentimientos surgidos en dichos examinadores convierten a sus poseedores en personas predispuestas a ampliar sus miras -y con ellas su cultura-, identificándose con el trabajo de un autor y haciéndose amigo de sus pensamientos aún sin conocerlo personalmente... Porque el arte nos une tan estrechamente a todos los que sabemos valorarlo, como desune la incultura a los que no saben hacerlo.

Admiro a todos los artistas que, desde el comienzo de los tiempos, han ido dejando retazos de sí mismos en cualquier tipo de obra... Quizás la llevaron a cabo arrastrados por la necesidad de escapar de su encierro de personas comunes o quizás lo hicieron con la intencionalidad de transmitir mensajes inmortales para que el resto de los mortales nunca olvidáramos que somos mucho más de lo que parecemos... Porque una vida sin arte sería una vida gris, carente de ejemplos y exenta de fantasía.

Opino que dentro de una buena parte de personas hay un artista escondido que ya ha visto la luz, que lo está intentando o que desgraciadamente jamás se atreverá a hacerlo; así como que en el interior de una notable cantidad de seres se esconden las razones por las que los creadores existen.

Los hay que transmiten hermosura a través de sus pinceles perfectos o imperfectos; existen los que son capaces de hacer malabares con las palabras y nos invitan a pensar o a entretenernos con sus historias; hay quienes uniendo su cabeza a sus manos logran tocar y componer con maestría bellas obras musicales; algunos son capaces de construir sueños en forma de hogares, otros, de escribir un guión que más tarde se transformará en película u obra teatral y que nos arrancará de la cruda realidad por medio de actores o personas capaces de entrar y salir de la piel de otros una y otra vez; y hasta algunos logran moldear, esculpir o tallar maravillosos objetos con sus manos...

En cualquier caso, yo invito a todos los que sienten viajar con un artista en su interior a que luchen por su sueño, les pido que nos ayuden a habitar un mundo menos gris y les ruego que no nos priven de su maestría y que sean valientes en la expresión de su faceta artística, resulte como resulte, porque el hecho de intentarlo ya es un logro en sí mismo... Respecto a los que no se ven reflejados en ninguno de los sectores anteriormente mencionados, les ruego que repasen estas líneas y que no se aflijan... En su sensibilidad está la última palabra y la razón de ser de los artistas.

(*) La autora es diseñadora