El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

¿Es Paula Vázquez la nueva pareja de Pablo Iglesias?

14.09.2017 
A- A+

¿Viven una apasionada historia de amor el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la presentadora de televisión Paula Vázquez o todo se trata, como cantaba Javier Krahe, de un burdo rumor? De momento, nadie confirma ni niega nada, pero lo cierto es que el cotilleo va cogiendo cada vez más fuerza y que muchos dan por hecho que sí, que el político a una coleta pegado y la guapa ferrolana han dejado de ser simples amigos para convertirse en pareja. Si es así, poco le ha durado a Pablo el síndrome del nido vacío, porque hasta hace muy poco el mandamás de la formación morada mantuvo una relación con Irene Montero, portavoz de Podemos en el Congreso. Dicha relación se fue enfriando en las últimas semanas, según los expertos del cuore, hasta alcanzar casi el punto de congelación, por lo que ambos han decidido darse “un tiempo” para reflexionar sobre su futuro amoroso. De todas formas, dicha ruptura tampoco está confirmada, así que de momento todo es confusión y caos amoroso envuelto en celofán morado. Sí es seguro que Paula Vázquez se ha vuelto, de un tiempo a esta parte, en una activa defensora de Podemos a través de la redes sociales y en una gran admiradora, curiosamente, de Irene Montero. También la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, hace mucho tilín a la presentadora ferrolana, a la que ahora muchos malotes acusan de querer relanzar su carrera pegándose a personas influyentes. El que más ha disparado la rumorología sobre la supuesta relación que mantienen Iglesias y Vázquez es el periodista Alfonso Ussía al publicar un poemilla que dice textualmente: “Irene Montero llora, y a mí me da en la nariz, que hay una presentadora con pretensiones de actriz en el lecho que ella añora”. Muchos han interpretado que el ácido escritor se estaba refiriendo, de una forma clara, a la gallega Paula, que en las últimas horas, debido a esta cuestión, no para de recibir palos por parte de quienes aseguran que tiene un perfil muy poco “anticapitalista” y que está demasiado pendiente por su aspecto físico. En fin, el culebrón está servido. 
Por Margarito Flowers