El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

El empleo público como alternativa al desempleo

En los últimos años aumentaron las personas que deciden optar a un puesto en la administración pública por motivos de estabilidad laboral// El número de oposiciones convocadas creció este ejercicio en Galicia, si bien para los opositores aún es insuficiente

TEXTO ISABEL BLANCO FOTOS ECG   | 05.06.2016 
A- A+

En 2016 la oferta de empleo público en Galicia, al igual que en casi toda España, se multiplicó exponencialmente. Para los sindicatos, como la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, el elevado número de plazas propuestas por los organismos públicos responde a fines electoralistas, dado que este año se celebrarán los comicios autonómicos, además de la repetición de las votaciones estatales. Este año el Gobierno central otorgó de nuevo a las comunidades la capacidad de convocar la totalidad de las plazas de empleo público que queden vacantes, por lo que desde la consellería de Facenda atribuyen el aumento de plazas a esta decisión. Entre unos y otros, están los opositores, que califican de "escasa" la oferta de empleo público y que confiesan optar por la preparación de estas pruebas ante un escenario profesional decepcionante y desesperanzador, en el que no encuentran un hueco.

"Hay la sensación de que el tiempo de sequía ya pasó, puesto que las cifras de este año no tienen nada que ver con las de los últimos años y, por ello, el número de personas que prepara oposiciones ha aumentado considerablemente", señala Rosa Álvarez, directora de la Academia Premir. Si bien, al mismo tiempo, Manuel Maroño, preparador de oposiciones de este centro, apunta que "la desmotivación entre los opositores por la escasez de plazas ofertadas es total".

La Xunta de Galicia ha convocado este año un total de 2.644 plazas, de las que 714 se corresponden con el ámbito de la Función Pública, 818 son para el Sergas y 1.112 para Educación, según los datos facilitados por la Consellería de Facenda. Desde el 2009, año en el que Feijóo entró a presidir la Xunta, esta es con diferencia la oferta de plazas más elevada. "En conxunto, a oferta de emprego público (OPE) da Xunta para 2016 supón duplicar o número de prazas ofertadas o ano anterior, que foi de 1.163, e multiplicar por dez as prazas de hai dous anos", señalan fuentes de la Consellería de Facenda, quienes también niegan que detrás de esta convocatoria se escondan fines electoralistas, tal como denuncian los sindicatos, "Galicia está a ofertar o máximo número posible de prazas cumprindo as taxas de reposición que aproba o Estado, que se incrementou nos últimos dous anos dada a mellora económica", explican.

En 2010 el Gobierno central recortó la oferta de empleo público al 10 % de la tasa global de reposición de efectivos, prevista para cubrir jubilaciones y servicios esenciales (Educación, Sanidad y Cuerpos de Seguridad). Para la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) "ese 10 % fue totalmente insuficiente, ya que así no se llegaba a cubrir ni el 100 % de las jubilaciones". Este porcentaje se elevó hasta el 50 % en 2015, y desde 2016 las comunidades tienen la capacidad de convocar la totalidad de las plazas de empleo público que queden vacantes.

Facenda asegura que de las 714 plazas convocadas en la Función Pública, menos de la mitad, es decir 332, se cubrirán por acceso libre y en Educación cualquier persona interesada podrá acceder a 1.000 de las 1.112 plazas ofertadas. "O progresivo aumento do número de prazas ofertadas tamén leva aparellado un aumento do número de persoas que participan nas oposicións", explican desde Facenda. A modo de ejemplo, subrayan el dato de la convocatoria de 89 plazas de acceso libre a la Administración general en los grupos A1, A2, C1 y C2, en el que se admitió a 13.500 personas.

Sin embargo, José Francisco Sánchez Brunete, secretario de organización y negociación autonómica de la CSIF, sostiene que "las plazas convocadas este año por la Xunta pueden parecer muchas, pero realmente no lo son, dado que tras seis años de congelación de OPES en los que continuaron las jubilaciones. Así, estas convocatoria no cubren todas las necesidades de personal. Por ejemplo, en lo que se refiere a los funcionario de la Administración general de Galicia se perdieron 1.130 puestos entre 2011 y 2015".

En este sentido, desde CSIF subrayan que sectores básicos como el de dependencia, sanidad o educación son los que presentan "mayores déficits". "Solo en Sanidad se calcula que puede haber 6.000 vacantes que no se convocan en procesos selectivos y son cubiertas por interinos, con una precariedad del 30 % entre la plantilla", indica Sánchez Brunete. Además, para el sindicato la amortización de plazas vacantes en las distintas modificaciones de las relaciones de puestos de trabajo en las diversas consellerías demuestra que "se sigue destruyendo empleo público". Mientras que desde Facenda señalan que "cando non é posible a cobertura das xubilacións ou baixas mediante procesos selectivos a Xunta mantén o emprego nelas a través de persoal interino ou substituto, polo que non hai traballo público non reposto".

"No estaremos satisfechos hasta que se retiren a nivel presupuestario la limitación de resposición de efectivos y se cubra el 100 % de las vacantes producidas cada año. Tampoco lo estaremos hasta que se realicen los procesos de funcionarización del personal laboral", mantienen desde CSIF. Para Sánchez Brunete la solución al desequilibrio entre funcionarios pasa por "aplicar un plan de reordenación de efectivos que trate de reequilibrar las necesidades mediante procedimientos de movilidad voluntaria".

Consejos para los opositores

Un profesor de oposiciones de Primaria recomienda cinco claves para afrontar el proceso:

1.- Hay que tener un horario de como mínimo seis horas al día

2.- Deben evitar los nervios y preparar a conciencia las habilidades comunicativas

3.- Es importante buscar un trabajo en los primeros momentos, para tener una visión más amplia del mercado laboral y mantenerse económicamente

4.- Pase lo que pase, hay que mantener la motivación en todo momento

Marina Pérez

Profesora de Pedagogía Terapéutica

la clave es esforzarse y ser optimista


"La oferta de empleo público es insuficiente, y lo digo desde la realidad de los centros educativos, ya que no se cubren las necesidades", denuncia Marina Pérez, que lleva dos años preparando una oposición a profesora de pedagogía terapéutica. "Cuando terminé mis estudios de Máster, tuve suerte porque me llamaron para trabajar en un colegio de educación especial como monitora de talleres extraescolares y después cubrí dos bajas como auxiliar y como maestra, así tuve la oportunidad de poner en práctica todos los conocimientos adquiridos", subraya la joven de 25 años, que también mantiene que "lo más duro es ponerse a estudiar y adquirir una rutina, si bien una vez que la coges y adviertes el progreso la motivación aumenta". Marina Pérez compagina sus estudios como opositora con un empleo en una multinacional deportiva, por lo que establece su rutina de estudio en función de su horario laboral. La clave, en su opinión, para alcanzar el éxito en la preparación de una oposición reside en "el esfuerzo, la constancia y el optimismo". La joven opositora no descarta acceder a otras listas de empleo público, siempre relacionadas con la educación.

Adrián Gómez

Maestro de Audición y Lenguaje

opositar exige ser constante

no se están cubriendo las jubilaciones

busco a estabilidade laboral


"Una oposición exige tener un alto nivel de autoestima, un gran esfuerzo y mucha constancia, ya que es muy duro no tener tiempo para dedicarselo a otros aspectos de la vida", señala Adrián Gómez, un opositor de 30 años, que en diciembre de 2015 decidió centrar todos sus esfuerzos en conseguir una plaza como maestro de audición y lenguaje. Asegura que dedica los siete días de la semana a la preparación de la oposición y, a pesar de que no mantiene un horario fijo, estudia entre ocho y nueve horas todos los días. Su gran pasión es la música y, de momento también su tabla de salvación, "tengo suerte porque consigo trabajos como músico que me ayudan a sobrevivir", afirma Gómez. Si bien, su sueño es dedicarse a la educación, "quiero que la música sea un hobby, y la educación mi modo de vida", sostiene. Sin embargo, la realidad del sistema no deja lugar al optimismo, por lo que Adrián Gómez lamenta la escasez de plazas, "la oferta de empleo público, en relación con las necesidades reales es insuficiente, sobre todo, en el ámbito educativo y sanitario". "Y el mayor problema es que debido a la falta de personal, la calidad de la enseñanza se ve gravemente mermada", subraya.

Sandra Río

Trabajadora social

me siento culpable si no estudio

Para Sandra Río, trabajadora social de formación y también de vocación, la oferta pública de empleo es muy escasa. "Llevan muchos años sin convocar y la mitad de plazas que ofrecen son de promoción interna, por lo que quedan muy pocas de acceso libre", explica esta opositora que aspira a ser una de las trabajadoras sociales del Sergas. Antes, preparo oposiciones para otros puestos, "llevo un año preparando esta oposición concreta, pero años estudiando oposiciones como trabajadora social a todos los organismos que ofertan alguna plaza", subraya. "La empresa privada no me brindó ninguna oportunidad", apunta convencida de su decisión, pese a que a veces se cuestione la inversión, "no sabes si servirá de algo todo el esfuerzo y por eso es tan duro, pero cuando no estudio me siento culpable", afirma.

Manuela Ageitos

Auxiliar de enfermería

el número de plazas es insuficiente

 Hace un año Manuela Ageitos decidió preparar una oposición al Sergas como auxiliar de enfermería. Tras obtener el título correspondiente y trabajar en la empresa privada, se planteó que la mejor opción pasaba por el empleo público. "Estuve trabajando un año en el sector privado, pero dado que tengo ya una edad creo que debo aspirar a tener unas buenas condiciones laborales", señala Ageitos. Como opositora ella misma se describe como "volátil", "no tengo un horario fijo aunque intento leer algo del temario todos los días, pero es mucha teoría y mucha
información", reconoce. Sin embargo, ella confía en la suerte, "creo que
es un factor que al final influye mucho y yo estoy esperando a ver como
sale todo", indica, a pesar de que, al mismo tiempo, se queja del número de plazas, "es muy insuficiente y no puedo entender los contratos laborales que hacen sin tener en cuenta la realidad de los trabajadores y esas listas infinitas". 

Bruno García

Consolidación de empleo de Correos

se non quito esta praza marcharei

Bruno García es ingeniero técnico industrial, sin embargo, la falta de oportunidades para trabajar en su campo profesional le ha llevado a
centrar sus esfuerzos en conseguir una plaza en Correos. "Esta é para min a oportunidade de ter traballo en España, xa que aquí non hai case ningunha opción para atopar emprego na empresa privada, e se isto non me sae penso que a mellor opción é saír forá", explica García. Si bien, en su opinión, también la oferta de empleo público se muestra desoladora, "a oferta é moi escasa, xa que cando se convocan estos procesos nunca se cubren as necesidades reais, e aínda que este ano si aumentou a oferta, hai que resaltar que nos atopamos en ano electoral", indica. Hasta ahora este gallego estuvo trabajando temporalmente en Correos y ahora afrontará el proceso de consolidación de empleo en este ente.