El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Tendencias | tendencias@elcorreogallego.es  |   RSS - Tendencias RSS

Diez planes para Semana Santa sin salir de Galicia

Además de las procesiones, ferias medievales, de artesanía o gastronómicas invitan a disfrutar del paréntesis vacacional sin irse muy lejos de casa

Torneo de justas medievales en una edición anterior de la fiesta de época que se celebra en Monforte de Lemos (Lugo)  - FOTO: Concello de Monforte
Torneo de justas medievales en una edición anterior de la fiesta de época que se celebra en Monforte de Lemos (Lugo) - FOTO: Concello de Monforte

L.EIRÉ. SANTIAGO   | 13.03.2018 
A- A+

Para los más afortunados es el primer paréntesis vacacional del año y en el sector turístico marca el arranque de temporada. Si lo de escaparse en un avión a tierras lejanas tiene que esperar tiempos mejores, siempre queda la opción de perderse en cualquier rincón de Galicia. Además de las muchas procesiones de Semana Santa repartidas por la comunidad, hay fiestas gastronómicas y de artesanía, rutas naturales que descubrir y un sinfín de planes para disfrutar de los días libres sin irse demasiado lejos de casa.

1. Feira Medieval de Monforte. Construida alrededor de un monasterio y un castillo, la villa lucense era en la época medieval un singular ejemplo de ciudad-fortaleza. De la muralla aún se conservan amplios tramos, tres torres, una de ellas la imponente torre del Homenaje, y tres puertas de acceso. Con un escenario de piedra único, Monforte se ha sumado a muchas otras localidades impulsando su propia feria de época. La decimosexta edición se celebra entre el 31 de marzo y el 1 de abril. A la convocatoria se han apuntado más de un centenar de puestos y, al igual que años anteriores, habrá animación de rúa y actividades para todos los públicos.

2. Mostra do Encaixe Camariñas. Motor turístico de la Semana Santa en la Costa da Morte, es uno de los clásicos en la agenda cuando llegan estas fechas. La 28ª edición tendrá lugar entre el 28 de marzo y el 1 de abril. Centrado en la ceremonia y el ámbito festivo, el cartel pretende esta vez transmitir la elegancia y la distinción que aporta el encaje al mundo de la moda.

3. Festa do Requeixo e Mel das Neves. Cada Viernes Santo, mareas de visitantes se acercan al municipio pontevedrés para degustar este tesoro gastronómico. Declarada de Interese Turístico de Galicia, la convocatoria -que llega este año a su vigésimo séptima edición- incluye cursos, conferencias, seminarios y concursos.

4. Semana Santa de Viveiro. Aunque son muchas las localidades gallegas que organizan actos religiosos por estas fechas, únicamente Viveiro y Ferrol han obtenido la distinción de Fiesta de Interés Turístico Internacional. En la villa lucense resulta especialmente llamativa la procesión de la Última Cena. Prevista para el Jueves Santo, fue creada en 1808 por un artesano que tomó a los marineros del vecino puerto de San Cibrao como modelos para las figuras de los Apóstoles. También merece la pena el paso del Encuentro (en la Praza Maior y el atrio de Santa María), una emocionante representación de las caídas de Cristo, con la cruz a la espalda, la Virgen, la Verónica y San Juan buscándolo.

Turismo de Viveiro
Una de las procesiones de Semana Santa celebrada en Viveiro el año pasado
FOTO: Turismo de Viveiro

5. Semana Santa de Ferrol. Herederas de una tradición secular, cinco cofradías llenan de fervor religioso y bullicio las calles de la ciudad departamental desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurrección. Cada Jueves Santo se celebra la procesión del Santísimo Cristo de la Misericordia y María Santísima de la Piedad, la más larga y numerosa de todas: participan 1.800 cofrades, siete pasos y nueve bandas de música.

6. Fiesta del Santísimo Cristo de Fisterra. Es una de las muchas fiestas de Interés Turístico Nacional que tienen lugar cada Semana Santa. Vecinos de la zona escenifican la Pasión de Cristo en los alrededores de la iglesia de Santa María das Areas, en la carretera que sube al faro. La más significativa es la que se celebra el Domingo de Resurrección. Se trata de un auto sacramental con el que se relata el momento en el que, delante del sepulcro de Cristo custodiado por los soldados romanos, un ángel notifica a las mujeres la nueva resurrección de Jesús.

7. Ruta de la Camelia. Delicadas y bellas, las camelias llegaron de Oriente gracias a los portugueses y Galicia fue uno de los primeros lugares de Europa en darles la bienvenida, de modo que ya desde principios del XIX decoran los jardines más exquisitos. Hay varias rutas para descubrir esta hermosa especie en todo su esplendor, pero esta vez nos quedamos con la que recorre la comunidad de norte a sur desde el Pazo de Mariñán (Bergondo) hasta el de Quiñones de León (Vigo). El que se apunte podrá contemplar las cerca de ocho mil variedades que atesoran una docena de pazos y jardines, tanto públicos como privados. Más información aquí.

8. Castro Caldelas (Ourense) y Mondoñedo (Lugo). Se acaban de incorporar a la asociación de Los Pueblos más Bonitos de España y, aunque sean viejos conocidos, siempre merece la pena revisar esas postales de montaña que caen relativamente cerca de casa. Construida en el siglo XIV, la fortaleza es el símbolo más visible de la historia del municipio ourensano. Además del casco histórico, hay que empaparse del inmenso valor paisajístico del entorno y perderse durante unas horas por la Ribeira Sacra. Por su parte, Mondoñedo conserva ese encanto que le confiere el haber sido una de las evocadoras capitales del antiguo Reino de Galicia. Presidido por la catedral románica de la Asunción, su zona monumental está declarada Bien de Interés Turístico Cultural.

9. Monumentos naturales. Carballa da Rocha (Rairiz de Veiga – Ourense), Costa de Dexo (Oleiros – A Coruña), la Fraga de Catasós (Lalín – Pontevedra) o Pena Corneira (Leiro- Ourense) son algunas de las joyas naturales que atesora Galicia. Con especial valor paisajístico, geológico, histórico o de otro tipo, hay una serie de espacios repartidos por las cuatro provincias que han sido declarados monumentos naturales, un distintivo que recomienda blindar esos lugares con una protección especial.

10. Senderos naturales para ponerse en forma. De la Semana Santa al verano hay un paso y enseguida toca ponerse a punto para quitarse ropa de encima y lanzarse a la playa. Cerca de Santiago sobran alternativas para hacer ejercicio mientras se disfruta de paisajes naturales únicos. El sendero del Deza (Silleda-Vila de Cruces), la ruta circular de Castroramiro (A Estrada) o la senda fluvial botánica del río Mera (O Pino) son solo algunas ideas para empezar a andar.