El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

Cuando se trata de llevar la contraria

13.09.2017 
A- A+

CONTRADICCIÓN Lo ocurrido ayer en el Parlamento gallego, a cuenta del debate de la llamada Lei de Fomento empresarial, es una prueba bien gráfica de lo complicado que es gobernar... y recibir el beneplácito de los grupos de la oposición. El ejemplo es el Partido Popular pero, salvo honrosas excepciones, sirve para todo el arco parlamentario: lo que para el gobierno es un avance para el resto de la cámara es un retroceso con el agravante de que se acostumbra a demandar algo que no sirve cuando se lleva a cabo. Volvamos a la Lei de fomento empresarial. Son innumerables las veces que PSdeG, Bloque y En Marea pidieron cuentas al PP por la fuga de las industria a Portugal; se le acusó de todo por ese motivo destacando la incapacidad de la Xunta para retener a las empresas.
Nada que objetar ante esa postura que forma parte del papel de la oposición. Pero lo contradictorio es que, cuando se legisla para tratar de impedir lo que se denuncia, se vote en contra con argumentos tan banales como los exhibidos ayer en el Hórreo. Muchos de los cuales nada tienen que ver con el objeto del debate. Solo se trata de llevar la contraria.