El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

Una obra para la desesperación

14.03.2018 
A- A+

SANTIAGO Lo del proceso de Kafka fue una broma comparado con lo de la reurbanización de Montero Ríos. Después del culebrón de unos trabajos eternos con plazos y aplazamientos seguidos que hicieron temer que aquello se convirtiera en la historia interminable vino por fin la apertura que vecinos y comerciantes ya desesperaban de alcanzar, para a los pocos días encontrarse con que los sumideros no funcionaban correctamente y había que reformarlos. Parecía que la cosa iba bien, y que la calle empezaba a recuperar el pulso perdido y a disfrutar de sus espacios peatonales cuando una nueva avería obliga, otra vez, a levantar el pavimento para subsanar el hundimiento. El gobierno de Compostela Aberta no se caracteriza precisamente por su agilidad a la hora de llevar a cabo los proyectos (la avenida de Vilagarcía sigue esperando por citar un caso histórico de principios de mandato), pero una vez que los acomete, consigue que cundan y repitan más que la morcilla. Dicen que todo se solucionará porque la obra todavía está en garantía, pero a este paso son muchos los que se preguntan si el que ofrece alguna garantía es el propio gobierno.