El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » La Quinta

EDITORIAL

Cataluña y el día de la marmota

16.04.2018 
A- A+

ETERNO BUCLE De la tensión y la incertidumbre de finales del año pasado, con su punto álgido en el pseudo referéndum del 1-O, el desafío soberanista ha pasado a convertirse en el eterno día de la marmota que cada día que pasa se hace más cansino para el resto de España. Una suerte de bucle infinito como en el que vivía B­ill Murray en la película Atrapado en el tiempo, que volvió a escenificarse ayer, otra vez, con más de 300.000 personas en las calles de Barcelona para dar continuidad al monotema. En esta ocasión la excusa era reivindicar la puesta en libertad de los políticos presos Oriol Junqueras y compañía. Incapaces de aprobar en el Parlamento la investidura de un president válido cuatro meses después de los comicios del 155, la solución para evitar una nueva llamada a las urnas va camino de agotar el plazo hasta el 22 de mayo. Y si el huido Carles Puigdemont no lo impide, todo apunta a que en pleno verano volverá a haber elecciones. ¿Y después qué? Pues con sociedad catalana fragmentada casi a partes iguales entre independentistas y constitucionalistas, todo puede ser. Incluso que todo cambie para que todo siga igual.