El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

reseña musical

RAMÓN G. BALADO

“De Lugares e Órganos”, en su tercera edición

14.03.2018 
A- A+

Seis actividades concertísticas  integraran la tercera edición del certamen “De Lugares e Órganos” que se complementarán con otras paralelas relativas al instrumento, una idea y un modelo propuesto en las dos convocatorias precedentes: las tres repartidas por distintos espacios públicos y que se iniciarán inmediatamente el viernes 16, el “Vide Vide” (espacio enocultural, frente A Fonte de San Antonio), para continuar con el mismo planteamiento en el “Salón Bandín (en la República de El Salvador, 3), el martes 20 y completarse en la Librería Numax, (Concepción Arenal, 9), el jueves 29. El reclamo primordial, para esta propuesta anunciada como “O órgano sae á rúa”, es un encuentro informal entre música y charlas, en torno al mundo del órgano. En la que se ofrece en la Librería Numax, participará como aliciente a mayores Marco Beasly, quien el viernes día 30, participará en el concierto de esa jornada, en calidad de narrador y cantante, acompañado por el organista Marco Aurélio Brescia, en la Igrexa da Universidade, con su proyecto “O conto da Medianoite” (Il raconto di mezzanotte). El grupo de actividades, con entrada libre, quedan condicionadas a la propia capacidad de aforo de los locales.

Para el día 17, sábado, a partir de las 16´00 h., asistiremos a las visitas por los “Itinerarios polos órganos de Compostela”, partiendo del encuentro delante de la Capela da Virxe do Portal” de Belvís, y que tendrán como artífices a la organista Erea Blanco Balvís y como narrador, a Andrés Díaz Pazos, hombre de verbo fácil y profundos conocimientos en la materia, que nos llevarán a tres de ellos, el del convento de las dominicas de Belvís, en el que nos encontraremos con un instrumento en uso, de los últimos que sobrevivieron del organero de la Catedral de Santiago, Antonio Tafall, además de escuchar otro que en su día construyó Benito González de Seixas, en 1792, perteneciente a la tercera generación de organeros asentados en nuestra ciudad, a comienzos del siglo XVIII, con la pretensión de colaborar con Manuel de la Viña, en las labores grandiosas de los órganos catedralicios. Un instrumento que, posteriormente, conocerá la reforma de Manuel Cardama, ya en el siglo XIX. Una cantidad respetable de Benito González de Seixas, todavía se conserva a la espera de una posible restauración.

El segundo órgano, en este estimulante itinerario, será el de “San Paio de Antealtares”, tan apreciado por nuestra admirada Montserrat Torrent, durante sus años de docencia en los “Cursos U.I. de Música en Compostela”, un instrumento al que veremos de cerca y un trabajo insigne, de Alberto de la Peña, quien con su hijo, Felipe de la Peña, fueron cabeza generacional de una importante familia con legado posterior. El órgano fue construido entre 1782 y 1784, aceptándose que fue su último trabajo, aunque en lo fundamental, se conserva prácticamente igual, tras haber conocido una restauración ajustada a las demandas propicias. Un órgano de dos teclados, ubicado en un espacio idóneo y perfectamente aprovechado.

El tercer órgano, para completar, será en de la “Igrexa da Universidade”, con invitación a subirnos al coro alto, para poder contemplarlo y escucharlo mientras nos acompañen las disertaciones, detallando las características y singularidades, del paisaje sonoro organístico de nuestra ciudad. El autor del instrumento fue Manuel Sanz, de procedencia castellana, contribuyendo a ampliar con otros como en de Iria Flavia, al lado de su compañero Gregorio González. Con ellos y otros artesanos, se mantendrán y modificarán la totalidad de los órganos gallegos a lo largo del siglo XVIII.

Capítulo interesante será el dedicado a la “Memoria silente, itinerarios polo patrimonio organístico perdido”, que se nos propone para el martes 27, a las 16´00 h., en la “Igrexa de Bonaval”, en visitas a los espacios de San Domingos de Bonaval y Santo Agostiño, además de otros olvidados de la propia Catedral compostelana. Para el  evento, el verbo fluido de Andrés Díaz Pazos, y Andrés Cea Galán, en los dominios de la espineta. Santiago pues, con sus 18 órganos-admitiendo como dobles las dos cajas de la Catedral y San Martiño Pinaro-, y que como se acepta, en otros tiempos hubo muchos más, contando con los que fueron sustituidos por los actuales. Un primer paso por el coro alto de San Martiño de Bonaval, señero monasterio dominico, donde queda constancia de uno del siglo XVI, gracias a elementos como una reja que justifica la presencia del mismo.

También la Igrexa de Santo Agostiño,  que perteneció al antiguo “Mosteiro Agostiño da Cerca” y del que se conserva importante documentación, para continuar en la Catedral, auténtica referencia de sorpresas, sabiendo que fue además un verdadero centro organero y taller, en estos oficios en el Reino de Galiza. Referencias lejanas en cuanto a fechas, ya desde el siglo XVI, con diferentes órganos situados en distintas capillas, como la del “Sancti Spiritus”, la de “Alba” o la de la “Corticela”, y otras previsibles como la de “Cregos da Concepción” o la de “Mondragón”.  Queda un detalle a tener en cuenta, por los instrumentos portátiles, de viento, cuerdas o mixtos, sobre los que se hablará, añadiendo una pequeña sorpresa.

En este apartado de actividades paralelas, nos queda para el miércoles 28, en la “Igrexa da Universidade”-11´30 h-, un “Obradoiro de organería para crianzas”, actividad que también se realizó en las dos pasadas ediciones, siempre para niños y niñas a partir de los cinco años y hasta los doce. Como moderadora y presentadora, la actriz Charo Pita, que no es nueva en estas iniciativas. Didactismo ameno y familiarización en forma de juego, con  cuentos que estimulen la imaginación, mediante la construcción de un pequeño tubo de órgano de madera, para iniciarse en el sugestivo mundo de ese mundo fascinante y puede que desconocido para la mayoría de los curiosos aficionados y futuros estudiosos. ¿Serán capaces  de abordar el reto y hacer sonar el instrumento?