El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

desde otra ventana

RAMÓN BALTAR

Servidumbre pastelera

16.04.2018 
A- A+

NO cabe exigir a los medios de comunicación social imparcialidad absoluta, pero sí que garanticen la salubridad de la mercadería que expenden. Muy pocos lo hacen.

Es lo cierto que el periodismo ha abandonado el viejo lema de informar a la gente de lo que le ocurre a la gente, y se dedica a dar al consumidor noticia de lo que al poder le conviene que sepa. Mucha prensa de nuestros días sin recato ninguno despacha como información contenidos que en puridad deben considerarse propaganda.

Domina el periodismo de trinchera, que sacrifica su independencia al principio de "el que paga, manda", defiende sus intereses y ataca como a enemigo a los que piensan de otra manera. A los profesionales que practican estas artes quisieron llamar creadores de opinión, tramposo eufemismo por voceros de sus amos.

En general, la tosquedad de la argumentación que despliegan refleja desprecio a la inteligencia del destinatario del mensaje. Baste un ejemplo: condenan las ruadas de los jubilados pretextando que ¡¡¡con las pensiones no se puede hacer política!!! ¿Sirven al bien común las gargantas y las plumas que suponen que la audiencia tragará una razón tan mal adobada? Una pregunta con una sola respuesta.

Profesor titular de Latín