El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

crónica personal

PILAR CERNUDA

Másteres

16.04.2018 
A- A+

EL problema no está en cómo han estudiado sus másteres Cristina Cifuentes, Pablo Casado o tantos otros personajes públicos. El problema es cómo han proliferado másteres en España que no son más que una máquina de ganar dinero y no superarían un examen superficial sobre su contenido, profesorado y nivel de exigencia. Miles de personas que han hecho un esfuerzo ímprobo para que sus hijos completaran sus estudios con un máster que le capacitaba para aspirar a puestos de trabajo de cierta entidad, o estudiantes que se han dejado la piel trabajando para costearse esos másteres que les abrían más puertas que si solo contaban con una licenciatura o un grado. Pero también hay centros y profesores que han visto en los másteres una posibilidad para poner en marcha un negocio. La crisis fomentó la titulitis, las ansias de esgrimir méritos con los que competir mejor en un mercado en el que era difícil entrar, y ante esa situación han proliferado centros e institutos que creaban un par de profesores con buenos contactos, capaces de firmar acuerdos con distintas universidades que les subvencionaban en parte los cursos de máster y que además cobraban a los alumnos por los estudios supuestamente especializados. Un flaco servicio a las universidades públicas.

Periodista