El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

crónica personal

PILAR CERNUDA

El debate de la responsabilidad

14.03.2018 
A- A+

EL Gobierno ha preparado exhaustivamente el debate parlamentario de este miércoles sobre las pensiones, que llama 'Debate de la Responsabilidad' porque considera irresponsables las propuestas que se han escuchado los últimos días por parte de los principales partidos de la oposición, ya que, afirman, quebrarían el sistema y la caja de la Seguridad Social.

Afirman también los populares que tanto el PSOE como Podemos y Ciudadanos cuentan con economistas que saben hacer las cuentas, y por tanto, saben que son inviables. Electoralismo puro y duro, dicen, con la vista puesta en las autonómicas y municipales de dentro de un año y en las legislativas que se celebrarán meses después. Y, siguen diciendo en el Gobierno, ni PSOE ni Ciudadanos ponen límite a sus propuestas de imposible cumplimiento. Sobre todo Ciudadanos, concretan, que en su euforia por el resultado catalán, que creen trasladable al resto de España, y alentados por sondeos que incrementan esa euforia, insisten en su estrategia política habitual: prometer aquello que la gente ansía escuchar de boca de sus dirigentes políticos.

No es difícil adivinar que Rajoy acude al debate con ganas. Cree en el trabajo que ha hecho su equipo y pondrá toda la carne en el asador para marcar diferencias con sus antecesores, sobre todo con un Zapatero que congeló las pensiones aunque su partido ahora exija un incremento inasumible, o con aquellos que recién llegado Rajoy al Gobierno pretendían que se pidiera a Bruselas el rescate. A lo que se negó Rajoy entre otras razones porque eso significaría que desde Bruselas se exigiría que bajaran las pensiones. Incluso hasta un 40 por ciento, como ocurrió en otros países rescatados.

Este miércoles habrá espectáculo político de peso en el Congreso de los Diputados. Explica un veterano diputado del PP que se verá la didáctica frente a la demagogia, el realismo frente al electoralismo, las propuestas de subida enfrentadas a su coste en miles de millones de euros. El Pacto de Toledo esgrimido a conveniencia por unos y por otros, con las 21 recomendaciones que ni siquiera se han estudiado hasta ahora porque la oposición solo quiere debatir sobre el incremento de las pensiones. Aparecerán también la cuarentena de ayudas y subvenciones con las que se palían las pensiones más bajas o las situaciones de precariedad, que el Gobierno quiere poner en valor para que los ciudadanos las conozcan. Y se harán comparaciones con otros países de nuestro entorno, y con medidas tomadas por ejecutivos anteriores, del PSOE, para impedir que se presente a Rajoy como un político insensible a los problemas de los más desfavorecidos.

Conociendo el percal y muchos debates previos, puede ocurrir que le salga mal parada por su cerco implacable a un Rajoy que creen debilitado tras el fiasco electoral catalán. Rajoy, en cuestión de números, se defiende como nadie. Más que por sus logros, por los errores de los adversarios.

Periodista