El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

al sur

MARIO CLAVELL

Infanticidio ominoso

14.03.2018 
A- A+

OMINOSO significa "abominable", lo cual a su vez significa "que provoca aversión". Lo del niño Gabriel suscita eso y sugiere reflexiones, más allá de la curiosidad colectiva y su componente enfermizo.

Desamores nos rondan a todos a lo largo de la vida. Al malhadado Pescaíto le resultó letal el desamor y divorcio de sus padres. Ese desamor trajo al padre una segunda novia asesina y una orden de alejamiento del jayán que acosaba a su madre. Hay desamores previos a la muerte del niño inocente.

Veo el caso Gabrielito desde el punto de vista de los signos. "Todo es signo" dice la Semiología -esa disciplina que trata de indicios, de iconos y de significantes. A la tristeza en que nos sume la muerte del chiquillo añado la constatación de la fragilidad moral que acompaña a la condición humana. Precisamos combatir durante toda la vida esa malicia generadora de pecados y delitos. Combatirla con virtudes ejercidas desde la infancia hasta la sepultura.

Es laboriosa la forja de una personalidad respetuosa con los demás, los cercanos y los lejanos, del Cono Sur y del Extremo Oriente. Todos son mi prójimo... Andamos con unos siete mil millones de prójimos a los que amar, ¡qué fuerte!

No sabemos si, en el pellejo de la matadora, con su biografía, su poliandrismo y su cuestionable formación moral, hubiéramos apiolado al Pescaíto, pobre niño.

Profesor de instituto