El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

LUIS CARAMÉS VIÉITEZ

Tendalde poemas

16.05.2018 
A- A+

FUE una casualidad. La consabida caminata de cada día, buscando sitios diferentes, pero cayendo en la rutina con frecuencia. El hábito, sin embargo, puede verse sorprendido alguna vez por cosas inesperadas, realmente originales. No suele ocurrir, claro está, pero aparece y nos descoloca. Era un paseo casi urbano, cerca de lo que en Bertamiráns llaman, con generosidad, río. Allí estaba, para enfado cívico de cualquiera que confundiese aquel tendedero con uno de ropa a secar.

No, ni hablar, se trataba, quizá aún se trate, de trozos de papel, grandes y pequeños, coloreados y escritos con motivos poéticos, por niñas y niños de una o varias escuelas cercanas, no lo sé con exactitud. Grata sorpresa, que exige felicitaciones a quienes protagonizan ese tendal de poemas. Niñas y niños, con la guía de manos no adocenadas, acertando con aquello de que en la infancia, todos somos poetas, en el decir de Cocteau. Siempre dan con la metáfora, envuelta en candor o en dardos certeros, provocando fascinación no exenta de fastidio. Albricias, pues, no todo está perdido.

Hay un motivo, la celebración del Día das Letras Galegas, dedicado este año a María Victoria Moreno, a quien conocí en la Pontevedra de los 70, día que el tendal de poemas conmemora. María Victoria, delicadeza y trabajo, al lado de su esposo de entonces, que dirigía un colegio de la Once. Profundamente unida a Galicia y a su lengua, "historias de nenos para nenos", Mar adiante, aquel mar que veía desde la alameda y tanto quiso, con Marín al fondo, en donde todavía el aire era brisa, María Victoria con la que en aquel tiempo conversé no poco, sin atisbar siquiera que su nombre había de quedar para siempre en el honroso anaquel de quienes fueron gallegos por convicción.

Si encontrase la palabra, "tan lene coma o peito da andoriña / tan rexa como a face da verdade...", me sumaría al tendal de Amahía, también si me quitase un montón de años. Pero pidiendo prestados esos versos de María Victoria, y también estos -"se eu achase a palabra / eu pintaría o planeta de paz e liberdade", me uno a su recuerdo en este jubileo civil que unas escuelas de Ames dibujaron con el corazón.

Catedrático de Hacienda Pública