El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Opinión » Firmas

RAMÓN BALTAR

Lo que hay que oír

08.12.2017 
A- A+

LA propaganda trata de colocar como sabia la estrategia gubernamental contra el procés y atribuye al sectarismo cualquier crítica en contra. Convencerán a pocos.

Porque ni siquiera un número uno por Sigüenza desconocería lo que tenía que hacer el Gobierno central para no ser acusado de incompetente: tomar la iniciativa política y proponer soluciones cuyo rechazo dejara a los cabecillas de la cataluforniada con el trasero al aire. Incluyendo un referéndum consultivo pactado.

No hizo nada de esto, y queriendo pescar truchas a bragas enjutas le endilgó a los togados puñeteros el arreglo del contencioso, sin importarle un pimiento el grandísimo descrédito que esto traería sobre el Poder Judicial. Deslealtad institucional que impide a sus responsables seguir usando el nombre de políticos.

Omisiones que se explican si el presidente Rajoy estaba seguro de que el secesionismo jugaba de farol, razón por lo que no tenía estudiados los posibles escenarios con más las respuestas apropiadas. Y así llegó el 155, con retraso e improvisado. Para los que acusan a los críticos de parcialidad ideológica dejó un aviso el Kempis: "No mires quién lo ha dicho, más atiende qué tal es lo que se dijo" (I, 5).

Profesor titular de Latín