El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Y la Xunta le defiende

En Marea denuncia que Albor "cobra sin trabajar" en el Consultivo

El expresidente no acudía a los plenos por "problemas de movilidad", pero sí tenía "comunicación regular" con el órgano consultivo

El portavoz de En Marea, Luís Villares - FOTO: Pepe Ferrin
El portavoz de En Marea, Luís Villares - FOTO: Pepe Ferrin

E.P. SANTIAGO  | 19.05.2017 
A- A+

El portavoz de En Marea, Luís Villares, ha denunciado la situación del expresidente Gerardo Fernández Albor, hasta ahora miembro nato del Consello Consultivo de Galicia --su cese se ha hecho oficial este mismo viernes--, y le ha acusado de "cobrar sin trabajar". Enfrente, la Xunta ha defendido al expresidente y, tras poner en duda la "ética" de la fuerza rupturista, le ha afeado de forma velada las ausencias de Xosé Manuel Beiras en la Cámara el pasado mandato.

En la Comisión Institucional del Parlamento, Villares ha ironizado con la "confluencia planetaria" que favorece que el cese de Albor se publique en el Diario Oficial de Galicia (DOG) el mismo día en el que En Marea preguntaba por su situación y retribuciones, antes de incidir en el "rubor" que provoca que un miembro del Consultivo cobre "más de 3.000 euros al mes" por "una labor inexistente" durante "los últimos tres años".

"Mala forma de acabar la carrera política y pública para un expresidente de la Xunta que ha sido homenajeado hace unos pocos meses en este Parlamento", ha continuado el portavoz de En Marea, quien ha pedido el detalle de reuniones y cobros del exmandatario, que cumplirá cien años en septiembre, y ha preguntado al Gobierno gallego "si considera ético cobrar sin ir a trabajar".

En nombre de la Xunta, la directora xeral de Relacións Institucionais e Parlamentarias, Blanca García-Señoráns, ha incidido en el carácter "independiente" del Consultivo y ha remarcado que el Gobierno autonómico "no" dispone de los datos que exige En Marea ni conoce el detalle de sus actas en las que figura quién asiste o no a las reuniones.

En todo caso, García-Señoráns ha recalcado que "la función de asesoramiento" no tiene que ser "presencial" y, muy contundente, ha contraatacado con una alusión (aunque no dio su nombre explícitamente) a las ausencias de Xosé Manuel Beiras, portavoz de AGE en la pasada legislatura.

"Si quiere hablar de inasistencias continuadas, hablamos de inasistencias continuadas a sesiones plenarias por razón de edad, por enfermedad o indisposición en la pasada legislatura, y no por ello se le pierde el respeto a nadie", ha advertido.

"REGLAS NO ESCRITAS" Y ATAQUE VELADO A BEIRAS

La directora xeral ha continuado su reflexión y ha aludido a la existencia de "unas reglas no escritas" que "no se deberían traspasar nunca". "Dice mucho de usted su actitud de desprecio hacia las personas mayores o con dificultades de movilidad", ha esgrimido, antes de reivindicar "el bagaje ético y profesional intachable e incuestionable" de Fernández Albor.

"Y tiene un valor humano y personal que lo hace merecedor de todo nuestro respeto", ha agregado, antes de recordar que los expresidentes tienen "la opción" de participar en las sesiones del Consultivo con "funciones de asesoramiento". Al respecto, ha manifestado la "gratitud y satisfacción" por las aportaciones de todos los expresidentes que "participaron o puedan participar" como asesores del Consultivo.

A renglón seguido, ha insistido en que el Gobierno no tiene datos sobre "las asistencias o inasistencias" al Consello, antes de volver a atacar a Villares y señalar que, "a lo mejor quiere proponer un ranking de asistencias por este Parlamento".

"Pues a mí me constan las reiteradas inasistencias de algún diputado en la pasada legislatura, cercano a su grupo, sin renuncias en ningún momento a la dedicación exclusiva, y cito textualmente las palabras de su pregunta: sin que dejase de recibir las retribuciones que le corresponden como consecuencia del cargo pese a la ausencia generalizada y abdicación global de sus funciones", ha afeado.

"DEJE VIVIR EN PAZ AL SEÑOR ALBOR"

"¿Y viene aquí a hablar de ética?", ha continuado García-Señoráns, quien ha reivindicado la figura de Albor. "Tenemos el honor de contar con un hombre de su talla, una persona buena, absolutamente respetable y de la que podemos presumir. Como también puede presumir él de llegar a cumplir cien años con la cabeza bien alta", ha ensalzado.

Así las cosas, le ha deseado "mucha paz" y que "mantenga la lucidez que ha demostrado como hasta ahora". Ha rememorado que en las últimas entrevistas Albor lamentaba la "ignorancia" que ve ahora en la política y celebraba haber dejado antes esta actividad, al tiempo que subrayaba que lo que desea es "vivir en paz".

"Mire, señor Villares, de todo lo que don Gerardo hizo por los gallegos y por Galicia desde la primera andadura de esta autonomía es muy sencillo lo que le debemos y le podemos devolver. Déjelo vivir en paz", ha concluido la directora xeral, mientras que Villares ha interpretado que, con su respuesta, el PP revela que "encubre a los suyos hasta el final".

AUSENCIAS, PERO "COMUNICACIÓN REGULAR" CON EL CONSULTIVO

En relación a la polémica suscitada en la Cámara sobre la situación de Albor, distintas fuentes del Consello Consultivo consultadas por Europa Press han ratificado que, debido a los problemas de movilidad del expresidente, que nació en la capital gallega en septiembre de 1917, éste no acudía a los plenos ni reuniones de este órgano, con el que sí mantendría "una comunicación regular".

"Sí ha justificado su ausencia por motivos de salud y problemas de movilidad, aunque él siempre manifestó, hasta hace poco, su voluntad de intentar recuperarse y volver a las reuniones", ha esgrimido uno de los miembros de este órgano consultado por Europa Press, que recuerda que, en todo caso, la ley que lo regula no hace constar que la función de asesoramiento de los miembros natos (que opinan, pero no votan) a los plenos sea "obligatoria".

Otras fuentes del órgano han incidido en que, pese a las dificultades físicas que conllevan su avanzada edad, no dejó de prestar "valiosos consejos" cada vez que era "consultado" sobre una cuestión concreta. "La función de los expresidentes es de asesoramiento", remarcan las mismas fuentes del Consultivo, cuyos miembros perciben un salario que ronda los 60.000 euros.

SOLO LAXE CONTINÚA COMO MIEMBRO NATO

De los tres expresidentes gallegos que entraron en el Consultivo en condición de miembros natos --Albor y los socialistas Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño--, solo González Laxe permanece ahora (tras el cese voluntario de Albor por razones "estrictamente personales") en este órgano, que Touriño abandonó en 2016 tras expirar su mandato.

La reforma legislativa de 2014 recoge que los conselleiros natos ejercerán su mandato por un periodo de seis años siempre que ostentaran la condición de presidentes de la Xunta durante cuatro o menos años, o por un periodo de 12 años, si dicha condición se mantuvo durante más de cuatro.

En todo caso, con tres meses de antelación a la expiración del periodo de mandato de un miembro nato del Consultivo, su titular debe comunicárselo al Consello de la Xunta, quien podrá prorrogar el mandato del conselleiro "cuando las circunstancias concurrentes así lo aconsejen" y por un periodo que "no excederá en caso alguno la tercera parte del periodo inicial que le correspondiera".

Las fuentes consultadas por Europa Press han concretado que el mandato de González Laxe está a punto de expirar (este verano) y que ya se ha trasladado esta situación y la posibilidad de prórroga, sobre la que deberá pronunciarse el Consello de la Xunta, que integran el presidente, Alberto Núñez Feijóo, y su equipo de Gobierno.