El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

Confirmada en una tesis la validez de los informes psicológico-forense spara avalar a las víctimas

El trabajo de Bárbara González analiza la validez de la 'hipótesis Undeutsch'

ECG   | 13.01.2018 
A- A+

Santiago. La tesis doctoral de la estudiante de Psicología de la USC Bárbara González ha confirmado la validez de los informes psicológico-forenses en un proceso judicial a la hora de avalar la verosimilitud del testimonio de una víctima. Así, según informó la USC, en los casos en los que la declaración de la víctima es la única prueba de cargo, estos informes se convierten en "pruebas indiciarias críticas" para dotar de valor el relato del denunciante.

Esta es la principal conclusión del trabajo de Bárbara González, que analizó la validez de hipótesis Undeutsch, una técnica de análisis que evalúa la calidad del contenido de una declaración utilizando criterios definidos, como la estructura lógica, la cantidad o la reproducción de conversaciones, entre otros.

De este modo, la tesis valida este método "en todo tipo de poblaciones", aunque también concluye que la herramienta forense más utilizada -'CBCA', derivada de la hipótesis Undeutsch- "presenta diversas limitaciones que lo convierten en un sistema semiobjetivo, que no es fiable ni válido para la práctica forense".

Con todo, el estudio señala que es posible crear herramientas fiables basadas en esta hipótesis, como el sistema de contenido SEG, creado en la USC, y puesto a disposición de los juzgados de Galicia. "Aún se puede avanzar en el sentido de ajustar los sistemas categoriales de contenido a cada contexto -agresiones sexuales a mujeres, acoso laboral o acoso escolar- de forma que se incremente su eficacia en el apoyo del testigo de las víctimas", agrega.

Por otra parte, la tesis, a través del análisis de 91 estudios primarios, también profundiza en las secuelas psicológicas de la victimización de un delito de abuso sexual en la infancia. Concluye que las víctimas "tienen un 70 % más de posibilidades" de padecer problemas como depresión o ansiedad.