El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

0-0

El Boiro sufre pero consigue pntuar ante un Caudal correoso

El jugador del Boiro Axel en un partido.  - FOTO: CD Boiro
El jugador del Boiro Axel en un partido. - FOTO: CD Boiro

JESÚS NEBRA. ADG BOIRO  | 20.03.2017 
A- A+

Boiro: Pato; Axel, Crespo, Catú, Jimmy; Yebra, Manu Rodríguez (Herbert, min. 70); Romay, Gonzalo (Pillado, min. 56), Juanpa; y Beda (Rubén Rivera, min. 61).
Caudal: Chechu; Cristian, Saavedra, Colo, Noel Alonso; Óscar Pérez, David González; Iván Fernández (Quero, min. 63), Javi Sánchez, Ernesto (Richard, min. 70); y Roni (Pelayo, min. 85).
Árbitro: Gálvez Rascón (Madrid). Enseñó cartulina amarilla a Catú, Yebra y Crespo en el Boiro, y a Saavedra y Richard en el Caudal.
Campo: Barraña. 700 espect.
El Boiro cosechó un trabajado empate ante un rival directo, el Caudal, que supo complicar su juego y bloquear su dominio de balón. En un partido casi sin llegadas ni emoción, dos contendientes por la permanencia igualaron sin tantos.
La apuesta del equipo visitante fue presionar cerca del área contraria para impedir a su contrincante el juego combinativo. Eso generó una batalla en la zona ancha del campo en la que la escuadra asturiana supo moverse mejor. Así llegó en repetidas oportunidades a las cercanías del área defendida por Pato. Buscó, con balones aéreos, alguna debilidad en la última línea anfitriona, pero ésta respondió con acierto.
Esa idea provocó que, superado el ecuador de la primera parte, el Boiro deje de insistir con la salida con juego en corto, y utilice, en su lugar, un fútbol más directo. Trató de buscar las bandas, y en esas circunstancias, Cristian y Noel Alonso se vieron obligados a resignar parte de su ambición ofensiva para comenzar a multiplicarse en su labor en la retaguardia.
La única llegada con cierto peligro de la primera mitad se produjo en el minuto 25. Tras un par de rebotes, Javi Sánchez se apoderó del esférico y sacó un remate flojo que Pato paró sin problemas.
Los nervios mantuvieron el guión establecido en la segunda mitad. Los pupilos de Iván Ania redoblaron el esfuerzo pero tan solo provocaron un sobresalto en la lucha de Ernesto por el costado diestro.
El Boiro ganó metros y durante el cuarto de hora final tomó por asalto el campo visitante aunque sin premio.