El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Deportes | deportes@elcorreogallego.es  |   RSS - Deportes RSS

El Bertamiráns se desangra con otro tropiezo en casa

El entrenador del Bertamiráns, Pablo Vázquez (c), corrige una jugada
El entrenador del Bertamiráns, Pablo Vázquez (c), corrige una jugada

GEMMA R. VEGA (ADG) BERTAMIRÁNS   | 20.03.2017 
A- A+

BERTAMIRÁNS  0
 
AT. ESCAIRÓN 1
Bertamiráns: Berto Fernández; Kevin, Alfonso, Coqui, Borja; Miguel, Íñigo; Calderón (Alberto, min. 62), Adrián Rial (Uxío, min. 72), Alvite; y Adán.

Atlétioco Escairón: Javi; Félix, Iago Otero, Basán, Borja Castro; Marzán (Varela, min. 34), Iván González; Denis (Rubén Díaz, min. 68), Anxo (Pedro Díaz, min. 60), Quiroguita; y Calo (Aitor, min. 83).

Árbitro: López Fernández (A Coruña). Enseñó tarjeta amarilla al local Borja y al visitante Iván González.

Goles: 0-1, min. 87: Rubén Díaz.

Campo: Municipal de Bertamiráns., con presencia de unos 100 espectadores presenciando el encuentro.

Un gol del revulsivo Rubén Díaz para el Atlético Escairón (0-1) en el minuto 87 echó por tierra una buena oportunidad para el Bertamiráns, quinto por la cola, de escapar de los temidos puestos de descenso por arrastre y firmar su primera victoria como local en la presente temporada.

El encuentro comenzó en modo pausa. El Bertamiráns, embutido en una nueva equipación morada, controlaba el balón, mientras el Escairón se mantenía sólido en defensa y dejaba pinceladas de la facilidad para desbordar por la banda izquierda.

Tras un primer tiempo escaso de ritmo y sin apenas ocasiones, la ansiedad se apoderó del cuadro aurinegro en la reanudación. El Bertamiráns se resquebrajó y, de manera inesperada, acumuló hombres por detrás del balón. El último cuarto de hora compensó la escasa intensidad hasta ese momento. Sin embargo, la clave del encuentro todavía estaba por llegar. Para el Bertamiráns, se repitió la pesadilla: minuto 87, gol del rival y derrota por 0-1. Le tembló el pulso a la zaga local a la hora de despejar un esférico que llegó a las botas de Rubén Díaz, que, con un latigazo desde el borde derecho del área grande, batió a Berto.