El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Plus

Un niño coge 10.000 euros de su casa y los reparte entre los compañeros del cole

Se desconocen las razones por las que el chaval, que vive en la localidad barcelonesa de Caldes de Montbui, tuvo ese generoso gesto // El dinero, que ya fue recuperado, pertenecía a la abuela, que lo había ahorrado para comprar un dispositivo sanitario

CALDES DE MONTBUI. EFE  | 09.03.2017 
A- A+

Un alumno de quinto de Primaria de la escuela Montbui de Caldes de Montbui (Barcelona) ha repartido entre sus compañeros de colegio más de 10.000 euros que cogió de su casa, un dinero que las familias de los alumnos 'agraciados' ya han devuelto a sus propietarios.

Los padres del menor explicaron ayer los hechos en declaraciones a Onda Cero, y la dirección del centro ha asegurado hoy a Efe que no hará declaraciones sobre este tema porque afecta directamente a un menor y que dan "por cerrado el caso", después de que la familia del niño haya podido recuperar el dinero regalado.

Al parecer, el niño cogió de su casa fajos de billetes de 100 euros, que eran los ahorros de su abuela para comprar un dispositivo sanitario, y los repartió entre sus compañeros de escuela por motivos que aún se desconocen.

En cuanto los padres se dieron cuenta de los hechos, se pusieron en contacto con el centro para alertar de la situación y llamaron a las familias del resto de alumnos para, junto con la escuela, recuperar el dinero perdido.

Según fuentes del centro, tras la confusión inicial entre los padres de los alumnos de la escuela, la familia ha podido recuperar la totalidad de los billetes repartidos por el alumno.

Por su parte, los Mossos d'Esquadra han asegurado que no han intervenido en este caso porque no ha habido denuncia previa por parte de los padres ni se ha abierto ninguna investigación, al igual que la Policía Local de Caldes, que también ha asegurado a Efe no haber intervenido en el asunto.

En este sentido, según han informado fuentes del ayuntamiento a Efe, la Policía Local solo ha tenido noticia del caso después de que el propietario de una tienda del municipio aseguró que había vendido unos cromos a un alumno del centro que le había pagado con un billete de 100 euros.

Según el consistorio, poco después el padre del alumno que compró los cromos recriminó al propietario de la tienda haber aceptado un billete de 100 euros de un menor.