El Correo Gallego

Plus

Encuentran el cadáver de un hombre dentro de una pitón de siete metros en Indonesia

El joven fallecido, Akbar Salubiro, desapareció el pasado domingo cerca su aldea natal, en la isla indonesia de Sulawesi. Salubiro salió a recolectar aceite de palma a primera hora de la mañana por los terrenos cercanos a su vivienda

Un lugareño disecciona una pitón muerta en Mamuju, en la provincia de Sulawesi Occidental, Indonesia, el pasado 27 de marzo. Según la policía, la serpiente de siete metros se tragó un hombre de 25 años - FOTO: Efe
Un lugareño disecciona una pitón muerta en Mamuju, en la provincia de Sulawesi Occidental, Indonesia, el pasado 27 de marzo. Según la policía, la serpiente de siete metros se tragó un hombre de 25 años - FOTO: Efe

MADRID E.P.  | 30.03.2017 
A- A+

La Policía en Indonesia ha encontrado el cadáver de un hombre de 25 años en el interior de una serpiente pitón de más de siete metros de longitud después de pasar más de tres días desaparecido, según ha informado el periódico local 'The Jakarta Post'. El joven fallecido, Akbar Salubiro, desapareció el pasado domingo cerca su aldea natal, en la isla indonesia de Sulawesi. Salubiro salió a recolectar aceite de palma a primera hora de la mañana por los terrenos cercanos a su vivienda.

Al no volver a su hogar durante varias horas, los propios vecinos comenzaron a buscarle por las plantaciones. Mashura, un portavoz de la Policía de Sulawesi, ha explicado que los aldeanos alertaron de la desaparición de Salubiro después de 24 horas. Entonces comenzaron la operación de búsqueda por la plantación de la familia y vieron a una serpiente extremadamente grande e hinchada, por lo que sospecharon que podría haberse tragado al joven.

El animal, una pitón reticulada, permanecía completamente inmóvil. "No le encontraron, pero los aldeanos vieron a una pitón inmóvil cerca de una zanja. Empezaron a pensar a que a lo mejor tenía dentro a Akbar. Cuando la cortaron por la mitad, encontraron a Akbar dentro", ha contado Mashura. Las pitones de esta especie son uno de los reptiles más grandes del mundo y son increíblemente fuertes, por lo que asfixian a sus víctimas antes de tragárselas enteras.

En función del tamaño de su presa, pueden tardar semanas en digerir. "La gente escuchó gritos la noche antes de que encontrasen a Akbar dentro de la serpiente", ha asegurado Salubiro Junaidi, secretario de la pequeña localidad donde residía el joven fallecido. Cuando las autoridades y los participantes en las operaciones de búsqueda capturaron a la serpiente, las botas de Akbar eran perfectamente visibles en el estómago de la pitón.