El Correo Gallego

Plus

durante las pruebas para la misión 'ExoMars'

Desplegado el mayor paracaídas "jamás construido" para una misión a Marte

MADRID. E.P.  | 31.03.2018 
A- A+

 

El mayor paracaídas "jamás construido" para una misión a Marte se ha desplegado durante la primera de una serie de pruebas preparatorias para la próxima misión 'ExoMars', que llevará un róver y una plataforma científica de superficie al Planeta Rojo, según ha informado la Agencia Espacial Europea (ESA).

El lanzamiento de la nave que los transportará está previsto para julio de 2020 y la llegada al planeta para marzo de 2021. El robot explorador será el primero de su clase en perforar la superficie y determinar si hay indicios de vida en el subsuelo, protegidos de la destructiva radiación que afecta a la superficie en la actualidad.

La última prueba, realizada a temperaturas bajo cero en Kiruna (Suecia) a principios del mes de marzo, estuvo centrada en el segundo paracaídas principal, de 35 metros de diámetro. Con ella se demostró el despliegue y el inflado del paracaídas, con sus 112 líneas conectadas a un vehículo de prueba de caída gracias al despliegue de un paracaídas piloto menor, de 4,8 metros de ancho.

El sistema completo del paracaídas, que alcanza unos 195 kilogramos, se encuentra recogido en un contenedor dedicado. El segundo paracaídas principal, de 70 kilogramos, se pliega de una forma específica con sus 5 kilómetros de cuerda, en un proceso que exige unos tres días de trabajo para garantizar su adecuada extracción.

"El éxito del despliegue del gran paracaídas de 'ExoMars', usando un paracaídas piloto menor, y el posterior descenso estable y sin daños, constituyen un hito clave para el proyecto", ha reconocido Thierry Blancquaert, de la ESA.

"Resultó emocionante ver cómo se abría ese gigantesco paracaídas y depositaba el módulo de prueba sobre la superficie nevada de Kiruna. Estamos deseando evaluar la secuencia de descenso completa durante las próximas pruebas de gran altitud", ha añadido Blancquaert.

En esos ensayos, el equipo caerá desde un globo estratosférico a casi 30 kilómetros de altura para representar con mayor precisión la baja presión atmosférica de Marte, un aspecto "clave" al considerar el inflado de los paracaídas.

Durante pruebas posteriores también se estudiará la secuencia completa de despliegue, que comprende dos paracaídas principales, cada uno de ellos con su paracaídas piloto. Este planteamiento de dos paracaídas resulta apropiado para el módulo de descenso de la misión 'ExoMars 2020', de unos 2.000 kilogramos, "mucho más pesado" que el módulo de casi 600 kilogramos de la misión anterior.